jueves, 17 enero 2019
01:21
, última actualización
Local

Diez pueblos ya han pedido los anticipos para el pago de su deuda

La  Diputación mantiene el plazo abierto para la solicitud de préstamos hasta el 15 de diciembre.

el 05 dic 2011 / 20:30 h.

TAGS:

El presidente de la Diputación, Francisco Rodríguez Villalobos.

Una decena de municipios ya han solicitado un anticipo para afrontar su deuda con la Seguridad Social y evitar que sus ingresos sean retenidos por el Estado. A falta de apenas semana y media para que concluya el plazo para acogerse a este fondo extraordinario, la Diputación ha concedido ya siete solicitudes de consistorios, mientras que otras tres -Pilas, Espartinas y Aznalcóllar- serán aceptadas "de manera inminente".

Carrión de los Céspedes, Cantillana, El Coronil, Marchena, Los Molares, Villaverde del Río y Villanueva del Río y Minas son los siete ayuntamientos que ya conocen que dispondrán antes de que finalice el año de este anticipo, que está destinado a pueblos con convenio vigente con el Opaef que no puedan hacer frente al pago de la cuota inaplazable con la Seguridad Social. La cantidad desembolsada en estos siete casos asciende a 642.000 euros, una cuarta parte del dinero que había dispuesto la Diputación para este fondo, que se eleva a 2,3 millones de euros.

Pero no serán los únicos municipios que recurrirán a los anticipos de la Diputación para salvar un mal año. Fuentes de la institución provincial tienen constancia de que hay otros ayuntamientos sevillanos que están haciendo gestiones con la Tesorería General de la Seguridad Social para ultimar convenios y, una vez que los tengan, recibir esta ayuda. Según se recoge en los requisitos publicados hace un mes en el Boletín Oficial de la Provincia (BOP), el Consistorio que aspire a solicitar este anticipo deberá presentar el citado convenio, así como un certificado del acuerdo del pleno y un informe municipal de Intervención que confirme la incapacidad de la Corporación para afrontar por sí sola el abono de la llamada deuda inaplazable.

Los pueblos interesados tienen aún hasta el 15 de diciembre para presentar las solicitudes. Mientras, el abono de los anticipos se efectuará en un único pago antes del próximo 31 de diciembre. Por último, su devolución se efectuará en un plazo máximo de 38 meses.

No es la primera vez que la Diputación recurre a esta fórmula de los anticipos. Sin ir más lejos, el último balón de oxígeno para las maltrechas haciendas locales se produjo en octubre y bajo ese prisma, aunque en aquella ocasión fue en exclusiva para el pago de las nóminas de las plantillas municipales entre los meses de octubre y diciembre. A ese fondo, con un montante de 9,4 millones de euros, se agarraron 34 pueblos -aunque lo solicitaron diez más que no cumplían los requisitos-.

Estos dos parches, el de saldar la deuda con la Seguridad Social y estar al día con las nóminas, ya se efectuó con éxito a finales del año 2010. En concreto, hace sólo un año 23 municipios recibieron dinero suficiente como para, al menos, saldar una parte de aquellas deudas que eran inaplazables, como los pagos a la Seguridad Social o Hacienda. Ese préstamo sin intereses tenía un plazo máximo de devolución de 44 meses y formaba parte de las vías de auxilio a los municipios que ideó la Diputación con el Plan +34. En ese mismo plan provincial de 2010 venía recogido también el adelanto del cobro de las nóminas del último trimestre a todo aquel que lo solicitantes. Como ha pasado este año, benefició a una treintena de corporaciones que no disponían de saldo como para abonar las cantidades correspondientes a sus trabajadores.

  • 1