viernes, 26 abril 2019
17:21
, última actualización
Cultura

Diez razones para ir a ver 'Varekai'

La compañía canadiense Cirque du Soleil representa estos días en Madrid su espectáculo 'Varekai'. Antes de su paso por Bilbao, Sevilla podrá disfrutar de este show entre el 29 de enero y el 19 de febrero.

el 15 sep 2009 / 19:48 h.

La compañía canadiense Cirque du Soleil representa estos días en Madrid su espectáculo 'Varekai'. Antes de su paso por Bilbao, Sevilla podrá disfrutar de este show entre el 29 de enero y el 19 de febrero, si bien podrá prorrogarse según la respuesta del público, como ya ocurriera en 2004 con 'Saltimbanco' y en 2006 con 'Dralion'. De momento aún quedan entradas para poder ver en la capital hispalense una espectacular propuesta que mantiene la esencia y filosofía el Circo del Sol y que no hay que perderse por varios motivos.

Prestigio

En los últimos 25 años la compañía canadiense Cirque du Soleil ha dado un giro radical al concepto que todos teníamos del circo. Lejos de la idea gris y decadente del circo tradicional pero manteniendo su esencia, el Circo del Sol se ha convertido en la principal compañía de entretenimiento del mundo y ha logrado recuperar para el circo al gran público, con una propuesta innovadora en la que prima por encima de todo la calidad.

Experiencia

'Varekai' se estrenó en 2002 en Montreal y en los últimos seis años ha girado por Canadá, EEUU, Australia y Nueva Zelanda. Desembarcó en Europa en otoño de 2007 y de momento tiene ocupada su agenda durante todo 2009, año que cerrará en diciembre en Moscú, en la que será la primera visita del Circo del Sol a Rusia en su casi cuarto de siglo de historia. De los profesionales que trabajan en el espectáculo, muchos de ellos (15 de los 56 artistas y una buena parte de los técnicos) trabajan en él desde el sus inicios, lo cual quiere decir que han participado en las 2.425 representaciones que, a día de hoy, se han realizado en todo el mundo. Estos datos dan una idea de lo consolidado que está el espectáculo y las garantías que supone para el espectador.

Equipo

Como es habitual en el Circo del Sol, la gran familia de 'Varekai' tiene una representación internacional, de hasta 18 países: Alemania, Australia, Bielorrusia, Brasil, Canadá, China, España, EEUU, Francia, Georgia, Hungría, Italia, Kazajstán, México, Reino Unido, Rusia, Serbia y Ucrania. En total 175 personas entre empleados (135, de los que 56 son artistas) y acompañantes, que se comunican entre sí en distintos idiomas, sobre todo francés e inglés, pero también chino, español o ruso. La familia crece cuando llega a un nuevo destino, pues el Circo del Sol contrata a unas 150 personas más en cada ciudad a la que viaja para puestos como porteros, acomodadores o vendedores. En la gira viajan también tres cocineros, un fisioterapeuta y un terapeuta especializados en atletismo y tres profesores para los 11 niños que hay en el circo, tres de ellos artistas.

Esencia

Esta producción, de dos horas de duración con un intermedio de 30 minutos, mantiene la esencia de los espectáculos de Cirque du Soleil. Fusionando la interpretación con las acrobacias, 'Varekai' es una trepidante sucesión de demostraciones de habilidad aderezadas con una música innovadora, interpretada en un lenguaje inventado pero a la vez universal. El circo de ayer y el de hoy saludan así al circo del futuro, capaz de ensamblar las tradiciones y las nuevas propuestas.

Vestuario

La diseñadora del vestuario de 'Varekai' es Eiko Ishioka, ganadora de un Oscar por 'Drácula de Bram Stoker', de Francis Ford Coppola. Habitual del cine, la ópera y el teatro, para su debut en el circo tuvo que enfrentarse al reto de hacer algo original pero que a la vez respetara las particularidades del vestuario circense, en el que resultan fundamentales la seguridad, la comodidad y la libertad de movimientos. Para ello, dotó a los más de 130 trajes que componen el vestuario de la producción (todos realizados a mano en lycra) de colores brillantes y llamativos y de unas formas inusuales que acentúan el movimiento y la elegancia de los artistas. Tanto como el vestuario, el maquillaje define la identidad de los personajes de la obra, y este cometido lo afrontó Nathalie Gagné, una de las más prestigiosas diseñadoras de maquillaje y habitual ya en las producciones del Cirque du Soleil. Para garantizar precisamente la integridad de sus diseños, Gagné imparte talleres a los artistas y escribe una guía de aplicación paso a paso para cada uno de ellos.

Color

El sentimiento que en muchos espectadores despertó 'Saltimbanco' a su paso por Sevilla revive en 'Varekai', que también apuesta por la fantasía y el color para llegar a todos los públicos, grandes y pequeños, iniciados o no. El color del escenario, la iluminación, el vestuario y el maquillaje sobresalen en una propuesta con un argumento quizás menos claro pero igualmente efectivo.

Escenografía

Un bosque, un escenario, una pasarela y un mirador integran el universo físico de 'Varekai'. El primero está compuesto de más de 300 bastones de entre 3,5 y 10,5 metros de altura que simulan árboles, a algunos de los cuales se suben los personajes. Las criaturas de este bosque se mueven en el escenario que, con un diámetro de 12,8 metros, esconde cinco trampas, dos plataformas giratorias y una elevadora. La pasarela, de 30 metros, es utilizada por los artistas para desplazarse por el escenario y el mirador, al final de la pasarela, es una plataforma de 7 metros cuadrados que constituye la pieza central del decorado.

Números

La espectacularidad de esta producción descansa sobre una serie de números como el Aro aéreo, en el que una joven demuestra su flexibilidad suspendida con su aro a una considerable altura; los Columpios rusos, donde un grupo de 12 acróbatas se lanzan al aire saltando desde un columpio sobre las manos cruzadas de sus compañeros o sobre unas lonas; las Correas aéreas, en el que dos personajes vuelan suspendidos sujetos con correas por las muñecas y realizan una bella danza aérea a través de increíbles ejercicios acrobáticos; o los Juegos de Ícaro, donde un acróbata se convierte en catapulta y receptor y otro en 'proyectil' en una de las coreografías más aplaudidas. Además, el Equilibrio sobre bastones de una contorsionista rusa, los Meteoros de agua que hacen girar los tres únicos niños que participan en el show, el Triple trapecio, al que se suben cuatro mujeres, y el espectacular Solo sobre muletas ponen la emoción a la función. Los Juegos Malabares, el divertido número de payasos, la Superficie resbaladiza o la Danza georgiana completan la oferta de 'Varekai'.

Música

Como en casi todos los espectáculos de la compañía canadiense, también en 'Varekai' la música es en directo, si bien en esta ocasión, la banda no está visible para el público. La responsable de las partituras, Violaine Corradi, combinó las músicas del mundo, desde rituales hawaianos a las canciones de trovadores del siglo XI del sur de Francia, pasando por melodías armenias tradicionales y música gospel para crear la banda sonora de este mundo extraordinario que es 'Varekai'. La banda de siete músicos incluye un director y teclista, un segundo teclista, un batería, un percusionista, un bajista, un violinista y un intérprete de instrumentos de viento, además de dos cantantes, un hombre y una mujer. Todos ellos están interconectados con micrófonos y auriculares y cuentan con monitores para poder ver todo lo que ocurre en el escenario, a lo que han de adaptarse en todo momento.

Argumento

La palabra 'varekai' significa 'en cualquier lugar' en la lengua romaní de los gitanos, el pueblo nómada por excelencia. Y es precisamente al espíritu nómada al que está dedicada esta producción. 'Varekai' es el nombre de un mundo extraordinario donde algo diferente es posible y que está ubicado en lo profundo de un bosque, en la cima de un volcán. Hasta allí llega un joven solitario que cae del cielo, una suerte de Ícaro que descubre un universo lleno de criaturas fantásticas que lo acompañan en la más extraordinaria aventura que jamás haya vivido.

  • 1