Deportes

Dimes y diretes a cuento de la presión, la pista y hasta las bolas

Costa asegura tener “totalmente definido” el equipo, mientras Vázquez sigue “sacando conclusiones”.

el 29 nov 2011 / 21:51 h.

La tensión va in crescendo conforme se acerca el momento de la verdad, el viernes a las 14.00 horas en el Estadio de La Cartuja. Allí, en su sala de prensa y a tres días vista, los protagonistas de la final de la Copa Davis 2011, jugadores y capitán españoles y argentinos, desgranaron sus sensaciones y trataron, en lo posible, de cargar de presión al oponente en una guerra psicológica de efectos imprevisibles.

Aunque nadie discute la condición de favoritos de los anfitriones, cada cual traslada al otro su ración de responsabilidad. “No creo que tengamos toda la presión, acaso la misma que ellos”, señaló Rafa Nadal antes de evocar el episodio de Mar del Plata en 2008: “Ellos no han ganado aún la Copa Davis y para algunos de ellos es un objetivo prioritario en su carrera. Nosotros en los últimos diez años hemos ganado cuatro y todos los que estamos aquí hemos ganado al menos una y eso te da un punto de calma”.

David Nalbandian, en cambio, considera que “presión siempre hay en una final, pero ellos son favoritos y la responsabilidad de ganar la tienen ellos que juegan como locales”. En lo que incide Juan Martín del Potro al aseverar que “España tiene el equipo más fuerte de la historia”, por lo que “son favoritos y nosotros trataremos de ganar tres puntos”.El capitán argentino, Modesto Vázquez, que aún no tiene del todo decidido quién jugará, o eso manifiesta (“estamos valorando y sacando conclusiones”), también aclara que “España es favorita, no hay ninguna duda”, al tiempo que apunta a otros factores para desestabilizar.

Caso de la pista: “La cancha está rápida o resbaladiza” o “a veces se acumula un poco de tierra en algunas zonas”; la luz: “No se ve bien y hay problemas de claros y oscuros”; y hasta las bolas: “Las pelotas son extrañas”. ¿Algo más?Su homólogo, Albert Costa, lo tiene claro: “El equipo lo tengo totalmente definido y no voy a hacer cambios independientemente de lo que hagan los argentinos. Me gusta que mis jugadores sepan lo que hay que hacer con antelación”.La que no han tenido, por su participación en el Masters, ni Nadal ni Ferrer, aunque es lo que hay: “Físicamente estoy cansado pero es el último esfuerzo e intentaremos dar el máximo”, promete el guerrero de Jávea.

  • 1