miércoles, 20 marzo 2019
16:56
, última actualización

La Junta releva al gerente del SAS en plena reordenación del sistema sanitario

José Luis Gutiérrez, hombre de confianza de la anterior consejera, alega discrepancias con la nueva titular del ramo, María Jesús Sánchez Rubio. El exgerente pilotaba el proceso de reestructuración del SAS, con la fusión de unidades hospitalarias y personal.

el 23 ene 2014 / 18:46 h.

María Jesús Montero cuando era la consejera de Salud, junto al ya exgerente del SAS José Luis Gutiérrez. / EFE María Jesús Montero cuando era la consejera de Salud, junto al ya exgerente del SAS José Luis Gutiérrez. / EFE El gerente del Servicio Andalud de Salud (SAS), José Luis Gutiérrez (Valladolid, 1958), ha presentado su dimisión a la consejera del ramo, María Jesús Sánchez Rubio, por discrepancias con la nueva forma de dirigir el departamento. Gutiérrez formaba parte del equipo y era hombre de confianza de la anterior consejera, María Jesús Montero, que fue reasignada al departamento de Hacienda por la presidenta de la Junta, Susana Díaz. La consejería asegura que esta dimisión no se ha formalizado de manera oficial y apunta a que cualquier cese y nombramiento debe ser aprobado por el Consejo de Gobierno. Otras fuentes próximas al SAS confirman que está prevista la renovación de la gerencia. La dimisión de Gutiérrez se produce en un momento complejo: el brote epidémico de gripe que se ha saldado ya con 16 muertos y 75 hospitalizados graves, ante el que los sindicatos sanitarios denuncian el colapso y el hacinamiento de las urgencias como consecuencia de los contínuos recortes de personal. Pero, sobre todo, el proceso de reestructruación del SAS que está en marcha y algunos nombramientos arbitrarios de cargos intermedios en la consejería que han sido denunciados, cuestionados e incluso anulados por tribunales de justicia. Gutiérrez era quien pilotaba desde hace un año el complejo proceso de reordenación del SAS, que implicaba la fusión de los hospitales de varias capitales (en Sevilla, el Macarena y el Virgen del Rocío) que comparten servicios, personal e incluso pacientes. El objetivo era el ahorro y promover una gestión más eficiente, pero fue muy contestada por los sindicatos médicos y de enfermeros. La nueva reestructuración consistía básicamente en coordinar a los profesionales de una misma especialidad de varios centros o distritos sanitarios. Era algo que se venía haciendo, de hecho el Virgen del Rocío y el Macarena ya compartían la cirugía pediátrica, pero en los últimos meses se había acelerado. Gutiérrez quería que las unidades compartidas, que ahora representan el 15% del total, llegasen al 40% al final del mandato. Era un proyecto heredado de la etapa de Montero que la nueva consejera ha cuestionado, apuntan algunas fuentes. Los sindicatos denuncian que no se trataba de un proceso de fusión voluntario, como sostiene la Junta, sino como una forma de amortizar personal y ahorrar plantilla. Gutiérrez es médico especialista en Estomatología y en Cirugía Oral y Maxilofacial, además de doctor en Medicina y Cirugía. Ha desarrollado toda su actividad profesional en la sanidad pública andaluza y en la docencia en la Universidad de Sevilla, donde era decano de la Facultad de Odontología. Ocupaba también el puesto de director de la Unidad de Gestión Clínica de cirugía maxilofacial en el hospital Virgen del Rocío de Sevilla, servicio al que accedió como jefe de sección en 2002. Su carrera profesional ha integrado la gestión clínica con la asistencia, la docencia y la investigación. También ha sido editor de ocho libros de su especialidad y cuenta con más de 150 artículos científicos publicados y 24 proyectos de investigación. En los últimos años, la gerencia del SAS ha estado enfrentada al colectivo de sanitarios, médicos y enfermeros, que denuncian el recorte progresivo de personal (cifrado en más de 7.000 profesionales) y un deterioro de la prestación sanitaria en hospitales y centros de salud. La Junta redujo un 75% el salario y la jornada de muchos sanitarios para ahondar en las políticas de ahorro, y en 2012, la fusión de las áreas de Salud con Igualdad y Bienestar Social obligó a una reestructuración de la consejería que se saldó con el cese de un 20% de puestos directivos (63 de 354), que supuso un ahorro de 4,9 millones de euros.  

  • 1