Local

Dimite el ministro de Interior indio tras los atentados

Presionado para que adopte medidas ejemplares tras la masacre de Bombay, el jefe del Gobierno indio, Manmohan Singh, sacrificó el domingo a su ministro del Interior, Shivraj Patil, pero se cuidó de espolear las tensiones con el vecino Pakistán por su supuesta responsabilidad en el atentado. Foto: EFE.

el 15 sep 2009 / 19:09 h.

TAGS:

Julia R. Arévalo (EFE)

Presionado para que adopte medidas ejemplares tras la masacre de Bombay, el jefe del Gobierno indio, Manmohan Singh, sacrificó el domingo a su ministro del Interior, Shivraj Patil, pero se cuidó de espolear las tensiones con el vecino Pakistán por su supuesta responsabilidad en el atentado.

Patil "ha asumido la responsabilidad moral" por el asalto terrorista a Bombay, en el que murieron al menos 183 personas y más de 300 resultaron heridas, "y ha decidido dimitir", informó la portavoz del gobernante Partido del Congreso, Jayanti Natarajan, horas antes de que un comunicado de la Presidencia india confirmara que la dimisión había sido aceptada. Un portavoz del Gobierno desmintió, sin embargo, que el consejero de Seguridad Nacional, M.K.Narayanan, también había dimitido.

Tras la del ministro del Interior, se esperaban más dimisiones forzadas en el Gobierno y en el del Estado de Maharashtra (cuya capital es Bombay), si bien las autoridades de este último están ofreciendo resistencia a ser "sacrificadas". Para el Gobierno de Singh, que se enfrenta al electorado en primavera, la ola de atentados padecida este año por la India y la desaceleración económica en el contexto de crisis internacional pueden tener un efecto demoledor.

Este ataque se suma a los padecidos en los últimos seis meses por Nueva Delhi, la turística Jaipur, la tecnológica Bangalore, la gujarati Ahmedabad o la embajada india en Kabul, en los que dos centenares de personas han perdido la vida.

Singh convocó el domingo a una reunión a los líderes de los principales partidos del país, a los que anunció nuevas medidas para luchar contra el terrorismo como la ampliación de la principal fuerza antiterrorista del país y la creación de una Agencia Federal de Investigación para coordinar la lucha contra el terrorismo. Además, les demandó "unidad" ante la "amenaza nacional" que representa el terrorismo, según el comunicado oficial.

A la reunión, en la que P. Chindambaran participó como nuevo ministro de Interior (Singh asumió el domingo la cartera de Finanzas) no acudió el líder del principal partido opositor, el Bharatiya Janata Party (BJP), Lal Krishna Advani, según la cadena de televisión NDTV. El atentado en Bombay "es negligencia culpable colectiva de todo el Gobierno. La responsabilidad debería de ser también colectiva y ningún Gobierno debería tener derecho a sobrevivir después de algo así", declaró el líder del BJP, Rajnath Singh, para quien la dimisión de un ministro "no es suficiente".

La India ha acusado del ataque al Lashkar-e-Toiba, un grupo con base en Pakistán que lucha por la independencia de Cachemira y, según informó ayer la cadena NDTV, el Gobierno indio se estaba planteando romper el diálogo con Pakistán. No obstante, el portavoz de Exteriores, Vishnu Prakash, desmintió poco después esa versión.

Sin remordimiento. El terrorista detenido en Bombay durante la operación contra el comando que atacó Bombay aseguró a la Policía que hizo "lo correcto" y no se arrepiente de su participación en los atentados. "He hecho lo correcto, no tengo remordimientos", dijo Ahmal Amin, según fuentes policiales citadas el domingo por la cadena delhí NDTV.

De acuerdo con las versiones ofrecidas por distintos medios indios, Amin reconoció su pertenencia al Lashkar-e-Toiba, un grupo con base en Pakistán que lucha por la independencia de Cachemira. Dos de los presuntos terroristas habían reservado una habitación en el lujoso hotel Taj Mahal, utilizando documentos falsos de identidad de estudiantes de Mauricio.

  • 1