Dimite el responsable de programación del teatro por la censura a ‘Estrella Sublime’

“Como al final el telón no se ha abierto, doy por finalizados mis servicios en este Teatro Municipal de Écija como Responsable de Programación”, asume.

el 12 oct 2013 / 14:59 h.

Por Manuel Rodríguez (Écija) El director del teatro de Écija que ha dimitido. El director del teatro de Écija que ha dimitido. El responsable de programación del teatro municipal de Écija, José Diego Ramírez, ha dimitido como consecuencia de la suspensión de la obra ‘Estrella Sublime’ por el concejal de Cultura, Fernando Reina (PA), que ha alegado para ello “presiones de ámbitos eclesiásticos y cofrades” de la ciudad. Ramírez (en la foto), ha hecho pública su decisión a través de un comunicado que ha colgado en la red social Facebook y para el que ha esperado a que pasaran algunos minutos de la hora fijada para la representación de ‘Estrella Sublime’, las 21.00 horas del viernes 11 de octubre. “Hoy NO va a dar comienzo la función. Rogamos NO ocupen sus asientos, CONECTEN sus teléfonos móviles. El espectáculo NO va a comenzar”, ha empezado su publicación de despedida. El ya ex responsable de programación del teatro municipal de Écija atribuye su decisión al veto a la obra de teatro de Bastarda Española. “Como al final el telón no se ha abierto, en estos momentos, doy por finalizados mis servicios en este Teatro Municipal de Écija como Responsable de Programación”, resume. “Para los que amamos y nos dedicamos a este antiguo arte, esto es incomprensible”, expone José Diego Ramírez refiriéndose a la suspensión de la obra por presiones cofrades. “No voy a repetir los halagos, críticas, públicos, etc. que posee esta obra. Tampoco voy a recriminar ni cuestionar los motivos que han llevado a su suspensión, pero como responsable de programación que soy desde finales de agosto de 2012 no es admisible que se cuestione la idoneidad de esta propuesta en la programación global del Teatro sin haberla visto”, explica. “Afortunadamente el TEATRO es una experiencia única, irrepetible y personal. No es asumible que una persona o grupo se haga con el don de la veracidad”, recrimina. Y sigue: “Sí es verdad que muchos de los que se han llevado las manos a la cabeza y que han ‘aconsejado’ (me gusta más la palabra que ‘presionado’) al delegado de Cultura y al alcalde de Écija, son aficionados a creer sin necesidad de ver (llámale fe) pero los aficionados al teatro somos más de ver y luego aplaudir o patalear”, ironiza. Para Ramírez, “serían legítimas las dos posturas si cada una no se metiera en la otra y la administración le diera las mismas oportunidades. Así es en la mayoría de los casos… pero el espectáculo debe de continuar”, afirma. José Diego Ramírez, empresario teatral, ha estado poco más de un año al frente del teatro municipal de Écija, una responsabilidad que asumió al entrar en el gobierno de Écija el PA – partido por el que se presentó como independiente en 2011 y de cuya dirección local sigue formando parte -, tras un pacto con el PP, que ocupa la alcaldía. En su carta de despedida, Ramírez termina agradeciendo el año que ha formado parte de la concejalía de Cultura “al Partido Andalucista por haberme dado la oportunidad de desarrollar lo que más quiero, por haberme dejado compartirlo con mis paisanos”. También al concejal de Cultura y portavoz andalucista, Fernando Reina, “por haber confiado plenamente en mi trabajo y apostar sin condiciones por mí”. “Gracias al resto del equipo de gobierno del Partido Popular por aceptarme y apoyarme en este trabajo”, sigue, y agradece también al alcalde ecijano, Ricardo Gil-Toresano (PP), “dejarme hacer y confiar en mí”, y a la oposición (PSOE e IU) “por interesarse tanto en el teatro”, además de “a los técnicos y trabajadores municipales por aceptarme y confiar en mis directrices, algunas veces extravagantes” y a los profesores de las aulas municipales. “Y pido disculpas a los espectadores por no haber sido sabio para terminar el proyecto iniciado”, concluye.

  • 1