Dimite un concejal del PSOE de Écija “por falta de sintonía” con el grupo

“No me encuentro con ánimo e ilusión”, reconoce, y afirma que “en el PSOE tiene que haber una renovación importante”, ha comentado el ya exedil Francisco Obregón.

el 30 oct 2013 / 17:45 h.

IMG_7639El número tres de la lista socialistas en las municipales de Écija de 2011, Francisco Obregón, ha presentado su dimisión como concejal alegando discrepancias con la línea política del PSOE. El ya ex edil afirma que “no hay sintonía ni en la forma ni en el fondo con la forma de hacer oposición” de su partido. El principal reproche que Obregón hace a la política de oposición de su partido es “la falta de contacto con la gente”. “Hace falta más presencia en el debate ciudadano, porque los concejales representan a la ciudadanía, y me gustaría una política más implicada con la ciudadanía y las asociaciones”, según Obregón. “No me encuentro con ánimo e ilusión, y llegados a este punto, por respeto al PSOE y al grupo municipal, debo decir hasta aquí he llegado”, explica Obregón, que matiza que “no todo es blanco ni negro ni digo que yo lleve razón”. “Igual no he colaborado mucho a hacer distinta esa labor de oposición”, reconoce. El ya ex concejal socialista opina que “para eso debe haber un proyecto, yo no soy de estrategias”. Obregón echa también en falta “una reflexión importante sobre por qué se perdieron votos en 2011, y trabajar vinculándose más a los ciudadanos”. “Desde mi punto de vista no se han sacado las consecuencias que se debía”, critica. La de Obregón, que fue director de la campaña del ex alcalde Juan Wic en las municipales hace dos años, es la segunda dimisión en dos meses en el grupo socialista en el Ayuntamiento de Écija, tras la de Carmen López, una de las concejalas a las que se vinculaba con la línea de trabajo que representaba el ya ex concejal. Pese a estas dos dimisiones tan seguidas, Obregón no ve desgaste en el grupo socialista. Sí ve necesaria “una renovación importante”. “El PSOE no debe ser una empresa, es un partido, una herramienta para dar voz a los ciudadanos y cambiar las cosas”, afirma, “y para eso hay que saber escuchar lo que necesitan los vecinos aun a riesgo de escuchar lo que uno no quiere oír”. En su despedida al acta de concejal y ante los medios de comunicación – en la foto – Francisco Obregón ha afirmado que “tomé la decisión de presentarme porque venía trabajando mucho y bien con la agrupación local de Écija y aun a sabiendas de que la situación no era la mejor, por el desgaste en el gobierno y por el contexto de crisis”, reconoce. Para volver a ser concejal en Écija – corporación de la que ya formó parte en el mandato de 1999 a 2003 – Obregón tuvo que dejar su cargo de delegado provincial en Sevilla de la Consejería de Turismo, Comercio y Deportes. “Decidí venir por vocación y por terminar mi etapa de gestión como concejal”, enfatiza, “tras años de ver y vivir la gestión desde la atalaya de una delegación provincial, generando proyectos en 107 municipios”. Obregón ha revelado que, tras las municipales de 2011, “y cuando ya sabíamos que el PSOE no iba a seguir en el gobierno local”, se le ofreció volver a ocupar una delegación provincial en la Junta de Andalucía, cargo que rechazó por el compromiso de ejercer como concejal. Francisco Obregón Rojano se inició en la política en el municipio de Cañada Rosal, trabajando en la formación de la Mancomunidad de Municipios de la Comarca de Écija, “donde compartí el esfuerzo por unirse todos los municipios por servicios comunes, como el vertedero mancomunado, la oficina de la mujer, los diferentes programas e inversiones europeos y el proyecto de la Vía Verde”. Aunque fue durante unos años concejal socialista en Écija durante el mandato 1999-2003, el último de mayoría andalucista en la ciudad, fue en la Junta de Andalucía donde se desarrolló su principal labor, primero en la delegación en Sevilla de la Consejería de Asuntos Sociales – “la etapa que más me ha marcado en lo positivo”, dice – y en la de Turismo, Comercio y Deportes los siete años anteriores a su vuelta a la política local en 2011. “Me sigo sintiendo profundamente socialista, pero primero me siento ciudadano”, enfatiza el ya ex concejal, que vuelve a su trabajo como profesor de Biología en un instituto de secundaria de Fuentes de Andalucía. “Creo en usar el socialismo como referencia de valores y deseo a mis compañeros de la agrupación de Écija el mayor éxito en la gestión, como espero que el PSOE presente el mejor proyecto para Écija, porque estoy convencido que si nos hubiera tocado gobernar en estos años lo hubiéramos hecho bien”, concluye.

  • 1