miércoles, 20 febrero 2019
23:03
, última actualización
Local

Dimiten el ex alcalde y otros dos concejales independientes de Palomares del Río

La principal fuerza de la oposición pierde a sus históricos y se queda con dos ediles.

el 05 jul 2010 / 18:32 h.

TAGS:

Filas de la oposición en un pleno de Palomares del Río.

La crisis que sacude a la Unión de Izquierdas de Palomares del Río (UIPR) estalló ayer con la dimisión en bloque de tres de sus cinco concejales, entre ellos el que fuera alcalde durante cuatro mandatos y hasta las últimas elecciones municipales, Antonio Peñuela. Se trata de tres históricos, fundadores de UIPR, que nació hace un par de décadas de una escisión del PC y que es hoy día el segundo partido con más munícipes, sólo superado por el PSOE, que gobierna en minoría.

Los otros dos dimisionarios son José Antonio Casado y Manuel Guerreiro, quienes por el momento prefieren no hacer declaraciones al respecto. Renuncian al acta de concejal mediante un escrito entregado en el registro municipal ayer.

Esta disensión en el seno de UIPR no es nueva y se debe, sobre todo, a la manera de encarar la política municipal, ya que una parte buscaba el bloqueo mientras otra, la dimisionaria, promulgaba una oposición consecuente con medidas que pudieran ser beneficiosas para el pueblo. Máxime en un momento clave en el que se vislumbra cierta recuperación tras el cisma provocado por la crisis de las arcas municipales, que llevó en su momento al Ayuntamiento de Palomares del Río a tener serias dificultades para pagar las nóminas, a sufrir cortes de luz y a la suspensión de la feria de 2009, entre otras consecuencias.

De hecho, el propio ex alcalde llevaba sin presentarse a los últimos cuatro plenos. En el último de ellos, este periódico ya informó de cómo los miembros de UIPR mostraban de manera pública sus discrepancias a la hora de votar una modificación del Plan General de Ordenación Urbana (PGOU) que iba a facilitar la construcción de 150 VPO. En ese pleno, el pasado jueves, votaron en contra, lo que motivó que la propuesta no se aceptara, aunque uno de los ediles anunció que emitía su voto negativo por disciplina de partido mientras que otro de ellos abandonó el plenario para no tener que pronunciarse. Luego, y tras un receso, fue la propia UIPR la que solicitó la convocatoria de un pleno extraordinario de urgencia para el día siguiente en el que sí salió adelante por unanimidad.

Por tanto, sólo quedan dos ediles del partido, hasta la toma de posesión de los nuevos, y son Concepción Aído y su portavoz municipal, Valentín Martín, quien ayer no se pronunció.

Sí habló el portavoz municipal del PSOE, Manuel García Ogalla, quien interpretó que esta situación puede suponer “el fin de UIPR”, no sólo por la dimisión de “tres concejales fundacionales de ese partido”, sino también porque “queda en manos de personas que no son del pueblo y que mediante una especie de golpe de estado se han hecho con las riendas y han echado a sus históricos”.

  • 1