Deportes

Dinero al concurso, no al campo: las razones de Bosch

El consejero y administrador del Betis admite que hay liquidez para refuerzos pero la prioridad es acabar con las deudas en tres años.

el 15 oct 2013 / 00:42 h.

boschboschEn cualquier entrevista que concede José Antonio Bosch queda claro que la conversación se sitúa en dos planos con niveles distintos. Mientras el aficionado paga por tener el mejor espectáculo posible, más allá de la identificación y el sentimiento, el consejero y administrador sitúa la prioridad en un contexto exclusivamente económico, y desde esa perspectiva se marcan todos los criterios. Lo que dejó claro ayer, una vez más, en los micrófonos de Radio Sevilla, es que en el Betis actual lo importante es el futuro, ni esta temporada, ni este equipo, al menos en el plano deportivo. “El Betis es un club que tiene más de un siglo de existencia, y en el que estamos para que se duplique su existencia. Queremos tener un club fuerte. Es imposible que nos dediquemos a agobiarnos por el partido del domingo que viene o incluso por esta temporada. Lo que queremos tener es un Betis que tenga fortaleza propia y real, que le permita asentarse con comodidad en la parte alta de la tabla, que no esté sometido a vaivenes ni a desconciertos”, y recordó que “hemos tenido 11 ascensos en los 106 años. En vez de preocuparnos por un partido  o de una clasificación nos preocupamos de que el Betis no roce la Segunda ni por casualidad, aunque al corto tiempo seguro que el equipo no es tan brillante como les gustaría a muchos aficionados”. Hablaba en esos términos tras ser cuestionado sobre si no creía que la inversión ha sido escasa para tres competiciones. “Hay una revista técnica que dice que el valor de esta plantilla es superior a la del año pasado”, y planteaba una pregunta retórica, después de admitir que el club tiene dinero en caja para afrontar posibles fichajes en el mercado invernal. “¿Es que hay que gastarlo todo? El extremo en el que está el Betis es el compromiso con sus acreedores.  No solo lo vamos a respetar, sino que es una obligación moral pagarlo antes y salir de deudas de una santa vez. Si el Betis necesita dinero no se lo va a poner nadie. No hay un dueño que si bajamos a Segunda lo pone. No sé lo que pasaba antes en el Betis pero lo que sé es la deuda que arrastro y lo que me lastra”. No obstante, descargó la responsabilidad de los fichajes y el potencial del plantel en el director deportivo y en el entrenador. “Nosotros solo vemos si entran dentro de ese costo total de plantilla. No se trata de decir que nos podemos gastar tres millones en un jugador. Lo que tenemos es un plan de viabilidad a ocho años que prevé lo que nos vamos a gastar. Todos los técnicos quieren mejorar el equipo y todos los directivos me imagino que contener el gasto. Siempre es mejorable todo pero también que antes de ver si son buenos o malos o si están al nivel del quinto equipo o del quince les debemos dar margen de confianza”. “En el fútbol opina todo el mundo y cabe todo. Al final lo que cuenta es cómo terminemos y si es entre el noveno y el quinto hemos hecho una temporada espléndida”. “No hay ningún jugador de la primera plantilla que se pueda afirmar que no sirve. Y hasta que se abra el mercado de nada sirven los exámenes parciales”, siguió defendiendo Bosch, quien aseguró que “no le hemos dicho no al director deportivo en ninguno de los fichajes”. “No digo que Stosic diga que no hay mejores jugadores, sino que con el presupuesto que tiene ha fichado lo que ha considerado” y aclaró que fue el director deportivo el que solicitó la salida de Emilio Vega de la secretaría técnica “porque no podían trabajar juntos”. Habló el consejero sobre su salida del club, aunque explicó que el procedimiento podría seguir alargándose. “Me gustaría que nos sacase del club un auto judicial igual que nos metió. En noviembre hay declaraciones del accionista mayoritario (Farusa), y a partir de ahí el procedicimiento cerrará la instrucción, se fijará fecha del juicio y se celebrará o por el contrario las defensas y las acusaciones pueden seguir solicitando pruebas y esto se dilatará hasta no se sabe cuando”. Y preguntado sobre el regreso de Lopera al consejo, reiteró que “con las acciones que no están en litigio podría volver al consejo sin duda. Tendría el 30% de una sociedad donde con el capital tan fragmentado es un paquete muy importante. Con el 20% perdido y el que se anula, del 60% restante tiene el 30%”.

  • 1