Cultura

Distinta voz, misma esencia

La Oreja de Van Gogh y Presuntos Implicados tienen muchas cosas en común. El primer grupo acaba de sacar disco a la calle y el segundo lo hará esta semana. Nuevas voces, las de Leire Martínez y Lydia respecti-vamente, que aportan una seña de identidad diferente a la misma esencia. Foto: El Correo.

el 15 sep 2009 / 11:25 h.

La Oreja de Van Gogh y Presuntos Implicados tienen muchas cosas en común. El primer grupo acaba de sacar disco a la calle y el segundo lo hará esta semana. Nuevas voces, las de Leire Martínez y Lydia respecti-vamente, que aportan una seña de identidad diferente a la misma esencia.

Perplejidad es lo que sintieron La Oreja de Van Gogh y Presuntos Implicados cuando sus vocalistas les dijeron adiós para comenzar su carrera en solitario. Seguramente Amaia Montero y Sole Giménez consultaron bastante con la almohada para tomar esta decisión. Ambos grupos creyeron por un instante que todo estaba acabado pero no fue así. Cada uno lo cuenta a su manera pero el sentimiento es el mismo. "Teníamos muchísimas canciones por escribir y mucha energía que dar en directo, por eso fue unánime la decisión de continuar. Más que nunca, la amistad nos ayudó a superar una situación complicada. Nos cuidamos los unos a los otros y por eso fue posible asumir un reto que nos recordaba a los inicios en el local de ensayo", comentan los miembros de la banda donostiarra.

Nacho Mañó y Juan Luis Giménez no lo tuvieron tan claro al principio pero tras un año de silencio decidieron continuar al escuchar sus composiciones en la voz de Lydia. "La primera duda que nos asaltaba era que si seríamos capaces de seguir. Teníamos un puñado de canciones sin voz, ¿podremos rehacernos y volver a tirar? Hubo que tomar la distancia suficiente pero cuando Lydia empezó a cantar nuestras canciones toda duda se disipó", comenta Juan Luis.

Ahora Leire Martínez y Lydia son las nuevas estrellas de sus grupos y La Oreja de Van Gogh vuelve con A las cinco en el Astoria a ser un quinteto y el trío de Presuntos Implicados brillará de nuevo con Será. Ambos siguen siendo fieles a su estilo, de hecho comentan que se sienten como si volviesen a empezar. A las cinco en el Astoria muestra a una Leire que recuerda a Amaia en canciones como Inmortal o en algunos momentos del primer sencillo El último vals. El final del tema titulado Sóla es igual que el inicio de París de su segundo disco, El viaje de Copperpot. Detalles que hacen que La Oreja de Van Gogh siga siendo la que era.

Presuntos Implicados, por su parte, afirman que su esencia sigue ahí pero sin la voz de Sole. La de Lydia, aunque diferente por su tendencia al soul, no suena extraña en las composiciones de Nacho y José Luis. Ambos afirman que Lydia consigue emocionarlos al igual que Sole.

Nuevas canciones, nuevas voces, experiencia renovada en un panorama musical más que dañado. Ahora ambas cantantes aprenden a marchas forzadas las letras de los éxitos de sus grupos. Todo para que la gira que en breve emprenderán no deje mal sabor de boca a nadie.

  • 1