Cofradías

El Distrito Macarena aprueba una moción para frenar la zona azul

La propuesta, que partió del PSOE, insta al Ayuntamiento a consensuar las calles. Salió adelante con los votos en contra del PP y de dos entidades sociales

el 12 sep 2013 / 12:12 h.

Foto: J.M. Espino (ATESE) Foto: J.M. Espino (ATESE) El Pleno de la Junta Municipal del Distrito Macarena ha aprobado con once votos a favor y ocho en contra, entre ellos los del PP y de dos entidades, una propuesta planteada por el PSOE en la que se insta a la “inmediata paralización” de la licitación del contrato de gestión de la zona azul y la apertura de un proceso de participación “con todas las entidades”. El Ayuntamiento está en fase de contratación de una empresa que preste los servicios de gestión de estacionamiento regulado para un total de 7.285 plazas, de las que 3.173 son nuevas y 229 de ellas se encuentran en la Macarena, concretamente en la avenida Concejal Alberto Jiménez-Becerril y en las calles Avicena, Maimónides, Procurador Ascensión García Ortiz, Perafán de Ribera, Antonio Buero Vallejo y Doctor José Manuel Puelles de los Santos. Según establece la moción, se ha aprobado instar a la Junta de Gobierno Local de Sevilla –como órgano de contratación– a la “inmediata paralización” de la tramitación del contrato de zona azul, además del inicio de un proceso de participación ciudadana en el que “todas las entidades” representadas en el distrito puedan presentar su propuesta sobre las zonas afectadas por el aparcamiento regulado y, en función de las ideas recibidas, elevar al Pleno de la Junta Municipal del distrito un acuerdo en el que se concreten las calles. Una vez alcanzado, se trasladaría a todas las entidades ciudadanas de la zona y a la Universidad de Sevilla. En el texto de la moción, el PSOE recuerda que el concejal delegado de Movilidad, Juan Bueno, dictó el 30 de agosto una resolución en la que aprobaba el expediente de contratación, los pliegos de prescripciones técnicas y de cláusulas administrativas que rigen el contrato de zona azul y en el que aparecen siete calles del Distrito Macarena “en las que hasta ahora no se tenía que realizar pago alguno” por el aparcamiento y que afectan a una zona universitaria. Así, advierte de que “en ningún momento” se mencionan las razones por las que determinadas calles de la ciudad están sujetas al pago de tasas para poder aparcar y otras no. “Ningún estudio se conoce sobre grado de ocupación y de rotación de las mismas y la mayoría de las entidades del distrito no han sido consultadas ni informadas de las calles que van a ser objeto de aprovechamiento lucrativo por una empresa”. La moción del PSOE, aprobada por el Pleno del distrito, insiste en que las decisiones que afectan de manera “directísima” a los ciudadanos se adoptan “al margen de la representación territorial y por personas completamente ajenas al distrito que se mueven por el principio de la obtención del mayor beneficio económico”. “Además, el pliego de condiciones que se aprueba con su anexo supone que la normativa específica por la que se rige un contrato modifica en su redacción a una norma de carácter general” en alusión a “la resolución de 28 de noviembre de 2005 del teniente de alcalde delegado de Movilidad número 1441 en cuyo anexo se establecían las calles que se determinaban como zonas de rotación y que fue publicada en el BOP de 23 de diciembre del mismo año”. Desde el Ayuntamiento, por su parte, justificaron implantar la zona azul en ese entorno amparándose en que se trata de una cuestión que fue solicitada por la asociación de vecinos Concejal Alberto Jiménez Becerril ante el aumento de la presencia de gorrillas en la zona y que ya había trasladado esa petición al anterior responsable de Movilidad del Ayuntamiento en la etapa socialista, Francisco Fernández. De hecho, esta asociación fue una de las dos entidades que votó en contra de la moción presentada por el PSOE, aunque no es la única entidad vecinal de la zona. Torrijos pide a Zoido que traslade el debate al seno del Consejo Económico y Social El portavoz del Grupo municipal de Izquierda Unida en el Ayuntamiento de Sevilla, Antonio Rodrigo Torrijos, ha pedido al alcalde, Juan Ignacio Zoido, que haga uso del Consejo Económico y Social de Sevilla (CESS), en el que están representadas los ámbitos sociales y económicos de la ciudad, para debatir el proyecto de ampliación de plazas de aparcamiento regidas por la zona azul. Rodrigo Torrijos consideró así que el CESS, en el que se encuentran representados los empresarios, los sindicatos, las asociaciones de consumidores y usuarios, los vecinos, la economía social, expertos y la oposición, junto al Gobierno Local, es el organismo en el que debería abordarse este asunto. Así, instó a “paralizar la licitación y a trasladar al CESS el debate”, para que ahí se discuta, se consensúe “y así demos una oportunidad a la participación de la ciudadanía a través de un órgano que para eso se constituyó”, concluyó.

  • 1