Deportes

Djokovic doblega a Federer y alza su segunda Copa de Maestros

el 12 nov 2012 / 22:58 h.

La presión fiscal, según el Consistorio, no aumentará.

El actual número uno del mundo, el serbio Novak Djokovic, se ha proclamado campeón de la Copa Masters, disputada en el 02 de Londres, al vencer en la gran final al número dos, el suizo Roger Federer, por 7-6(6) y 7-5.

De esta manera, Djokovic alza su segundo título de Maestros, tras el logrado en 2008 ante el ruso Nikolay Davydenko -6-1, 7-5- cuando el trofeo se disputaba en Shanghai. Además, alcanza las 75 victorias esta temporada y supera a David Ferrer. Por su parte, Federer se queda sin levantar su tercer trofeo consecutivo, que hubiese supuesto el séptimo en su palmarés.

El suizo aprovechó el comienzo dubitativo de Djokovic para poner tierra de por medio en el marcador. Federer no falló en su saque y se apuntó el primer 'break' del partido en el segundo juego. Pero la superioridad del número dos del mundo iba a tratarse solo de un espejismo, ya que el serbio no tardó en dar señales de querer ir a por la victoria.

Con el 3-0 a favor de Federer, llegó el momento clave del partido, el punto de inflexión que provocó la reacción de Djokovic. En un juego que duró más de seis minutos, el serbio rompió el saque de su oponente para recortar distancias y recuperar la confianza que necesitaba para meterse de lleno en el partido.

A partir de ahí, Federer tuvo que jugar como no le gusta: por detrás de la línea defendiendo la derecha ganadora de Djokovic. El número uno mundial comenzó a desplegar un juego muy sólido y, sin contemplaciones, comenzó a poner a Federer contra las cuerdas.

Con el empate a cuatro, Novak acertó en la tercera bola de 'break' que dispuso para darle la vuelta al partido y colocarse con una ligera ventaja en el luminoso (5-4). En el siguiente juego, Djokovic desperdició una bola de set y Federer, incansable, acabó firmando un nuevo 'break' para igualar la contienda.

El helvético, que se resistía a dar por perdido el set, volvió a ponerse por delante aprovechando la relajación de Novak, pero éste tiró de poderío físico para llevar el partido al 'tie-break'. Con el 6-5 a favor del serbio en la muerte súbita, Federer tiró de clase para empatar en uno de los puntos más espectaculares que se recuerdan, lo que no evitó que Novak se apuntase la primera manga.

Tras un interminable primer set, los dos jugadores comenzaron a acusar el cansancio y bajaron un poco el alto nivel con el que disputaron la primera hora y media de partido. A pesar de que los errores salieron a relucir, ambos continuaron ofreciendo el mejor tenis que se puede ver y pelearon al máximo por cada punto.

El segundo acto comenzó con un luchadísimo 'break' de Federer, que acabó resultando determinante en el juego. Lo confirmó después defendiendo su saque, a lo que el serbio respondió conservando su servicio en el siguiente.

Fue en el quinto juego cuando las cosas empezaron a torcerse para el tenista helvético. Dispuso de una bola de 'break' para ir a por el set, pero el serbio salvó bien la complicada situación (3-2).

Salió el Djokovic de las grandes citas, el que después de que Federer pusiese el 5-3, con todo el contra, se sobrepone a todo. La presión de tener que forzar el tercer set pesó en el de Basilea; en su servicio vio cómo Novak se hacía con una bola de rotura para equilibrar el duelo (5-5).

No había acabado la lección de épica del balcánico. En el siguiente juego se aseguró el desempate y puso contra las cuerdas al número dos del tenis mundial. A Federer sólo le quedaba defender su saque si no quería decir adiós a la Copa de Maestros. Con una bola de partido por delante, 'Nole' solventó el partido con un 'passing shot' forzado que condenó al suizo, que se quedó sin revalidar el título.

Tras dos horas y 14 minutos, Djokovic celebró con rabia su victoria, que le ha hecho concluir imbatido el torneo y le asegura 1.500 puntos vitales para seguir siendo el rey del tenis mundial.

  • 1