jueves, 15 noviembre 2018
05:41
, última actualización
Cofradías

Doble estación en Omnium Sanctorum

el 04 abr 2012 / 18:20 h.

El barrio de la Feria pudo finalmente estrenarse ayer con la salida del Carmen Doloroso. La joven corporación que fundaran un grupo de sevillanos que habían hecho el servicio militar en San Fernando (Cádiz) se puso en la calle a su hora, pese a las nubes amenazantes del mediodía y el 40% de lluvia débil previsto para la tarde-noche. No se comunicó nada a los hermanos. Había muchas ganas de salir y ver pasos en la calle. Se notaba dentro y fuera de Omnium Sanctorum. Las inmediaciones de la iglesia estaban a rebosar, con más público de lo habitual y las primeras sillitas de los chinos iban conquistando las calles tras dos días aciagos.

Un tímido sol saludaba a la cruz de guía y a los primeros nazarenos con escapulario carmelita. La primera levantá del paso del Señor de la Paz en las Negaciones de San Pedro tuvo una dedicatoria muy especial: "Por Pablo, que este año no puede hacer estación porque tiene una pierna rota", jaleó el capataz. Pero aún quedaba una levantá antes de salvar la puerta. Fue la más emotiva, la que dio ejemplo del cariño que se profesan las hermandades: "Está va por Los Javieres, que ya sabéis el día que tuvimos ayer y la semanita que llevamos. Al cielo". Más de un hermano de Los Javieres tuvo que soltar la vara de la representación para secarse las lágrimas de emoción. También el palio siguió dedicando levantás a la cofradía del Martes Santo: "Vamos a hacer su estación y la nuestra". Al salir la dolorosa, sonó la Salve Marinera. El día parecía salvado.

  • 1