Local

Doce muertos y 83 heridos en nuevo ataque frente a la embajada india en Kabul

La legación diplomática india ya fue objetivo de un atentado el 7 de julio de 2008, en el que fallecieron 44 personas, cuatro de ellas personal indio de la embajada y el resto civiles afganos.

el 08 oct 2009 / 08:38 h.

TAGS:

Doce personas murieron y 83 resultaron heridas en un atentado suicida perpetrado hoy en el centro de Kabul, frente a la embajada india en Afganistán, informaron distintas fuentes oficiales.

 

El Ministerio afgano de Interior informó, en un comunicado, de que once civiles y un agente policial perdieron la vida como consecuencia del ataque, a cargo de un suicida que detonó la carga que transportaba en un vehículo.

De acuerdo con el cómputo oficial, 83 personas, la mayoría civiles y también ocho policías, resultaron heridas en la explosión, que tuvo lugar frente a la embajada india y cerca del Ministerio del Interior y otras sedes oficiales, en el área kabulí de Shahr-e-Naw.

La legación diplomática india ya fue objetivo de un atentado el 7 de julio de 2008, en el que fallecieron 44 personas, cuatro de ellas personal indio de la embajada y el resto civiles afganos.

El presidente afgano, Hamid Karzai, condenó en un comunicado el ataque de hoy, que calificó como "un acto terrorista" contra del "pueblo inocente" de Afganistán.

En Delhi, la secretaria del Ministerio indio de Exteriores, Nirupama Rao, constató que el ataque tenía como objetivo la legación diplomática india.

"Creo que la bomba suicida estaba dirigida contra nuestra embajada porque el suicida llegó hasta el muro del perímetro exterior en un vehículo cargado de explosivos", declaró en una comparecencia ante la prensa televisada por el canal NDTV.

Rao añadió que tres miembros de las fuerzas de control de fronteras indios, encargados de la seguridad exterior de la sede diplomática, sufrieron heridas leves por el impacto de metralla.

"He hablado con nuestro embajador en Kabul y me ha informado de que todos los funcionarios y el personal de nuestra embajada están a salvo", aseguró Rao.

También precisó que la intensidad de la deflagración fue "más o menos similar" a la ocurrida en julio de 2008, en la que dos diplomáticos perdieron la vida.

Tras aquel ataque, también perpetrado por un suicida, el Gobierno indio adoptó una serie de medidas para reforzar la seguridad de la embajada que, en opinión de Rao, han funcionado y han evitado "lo que podría haber sido una tragedia similar a la de julio de 2008".

El embajador indio en Kabul, Jayant Prasad, explicó al canal CNN-IBN que el muro de la sede diplomática se derrumbó parcialmente por el impacto de la explosión y que el ataque causó daños en la torre de vigilancia, mientras que varias "puertas y ventanas saltaron por los aires".

Varios vehículos aparcados en la zona quedaron destrozados por la deflagración, que dejó un enorme cráter y ocurrió a una hora de gran movimiento de personas hacia sus puestos de trabajo.

En un comunicado, la fuerza ISAF de la OTAN dijo que el ataque no ha causado víctimas entre sus soldados.

El atentado de hoy tiene lugar un día después de que se cumplan ocho años de la invasión de las tropas de EEUU en Afganistán.

Los talibanes afganos emitieron ayer un comunicado en el que aseguraron que continuarán luchando por la independencia del país.

"Anunciamos a todo el mundo que nuestro objetivo es obtener la independencia y el establecimiento de un sistema islámico. Ni teníamos ni tenemos el objetivo de causar daños a otros países, incluida Europa", reza un comunicado en inglés colgado en una página web talibán.

"Pero si queréis convertir el país de los orgullosos y piadosos afganos en una colonia, tenéis que saber que tenemos una inquebrantable determinación y estamos preparados para una guerra larga", advirtieron los integristas.

La insurgencia talibán, que tiene sus principales feudos en el sur y el este del país, ha intensificado sus ataques con motivo de las elecciones presidenciales que se celebraron el pasado 20 de agosto, con varios grandes atentados en Kabul en los últimos meses.

El pasado 17 de septiembre, un total de 16 personas, seis de ellas soldados italianos, murieron y otras 52 resultaron heridas en un ataque suicida contra un convoy de las tropas internacionales también en el centro kabulí.

El atentado coincide con la visita a Afganistán de la ministra española de Defensa, Carme Chacón, que acudió hoy a la base de Herat para repatriar el cadáver del soldado muerto ayer en un ataque a un convoy militar español.

  • 1