Economía

Dolmen sale inmune del cambio de ciclo de la vivienda y crecerá el 20%

La firma sevillana Dolmen Consulting, líder nacional en construcción de VPO, no se ha visto afectada por la crisis del ladrillo. La empresa creció un 23% el pasado año y prevé cerrar éste con un aumento del 20%. (Foto: G. Barrera)

el 15 sep 2009 / 03:37 h.

La firma sevillana Dolmen Consulting, líder nacional en construcción de VPO, no se ha visto afectada por la crisis del ladrillo. La empresa creció un 23% el pasado año y prevé cerrar éste con un aumento del 20%, tanto en construcción y gestión de viviendas como en facturación.

El parón del sector inmobiliario no ha sentado de la misma manera a unas empresas que a otras. Dolmen Consulting, especialista en el negocio de la VPO, ha sabido sacar buen provecho del cambio de tendencia que vive la construcción. La firma cerró 2007 con más de 3.800 viviendas protegidas en construcción y unas 10.500 en gestión, el 23% más que en 2006.

Además, prevé que este incremento no baje mucho este año, ya que perfila un crecimiento para 2008 del 20%, hasta alcanzar una facturación de 380 millones, frente a los 320 de 2007, año en el que el beneficio neto llegó a los 32 millones.

De este modo, Dolmen, que aglutina a más de 40 promotoras, tiene previsto llegar en 2008 a un volumen de más de 4.500 viviendas en construcción y unas 12.600 en gestión. "Hay mucha demanda de VPO o de casas con un precio inferior a los 180.000 euros, ya que la paralización inmobiliaria se está centrando en las que están por encima de ese coste", aseguró ayer el presidente de la firma, Juan Manuel Sanz.

De hecho, Dolmen va a ejecutar próximamente en el barrio hispalense de Sevilla Este un proyecto de 563 viviendas, "de las que se han recibido ya 1.100 solicitudes, lo que demuestra que la demanda no ha caído", añadió.

En cuanto a las dificultades a la hora de encontrar financiación, Sanz aseguró que no ha encontrado ningún problema. "El sector de la VPO vive un momento apropiado gracias, entre otras cuestiones, a la nueva legislación, que obliga destinar el 30% del suelo a este tipo de viviendas", apuntó.

Además, se refirió a las dificultades que tendrán que afrontar las promotoras dedicadas a la renta libre para dedicarse al sector de la VPO. "Se han preocupado por venderlo todo y no por crear los instrumentos necesarios para hacer que las obras sean más económicas", precisó. A este respecto, el consejero delegado de Dolmen, Antonio González Lara, añadió que a los que se incorporen a este tramo "les va a faltar la pericia de construir mirando hasta el último céntimo".

Sanz hizo referencia a la puesta en marcha del Plan de la Vivienda, en el que señaló como el primer problema la falta de suelo. "No hay suelo barato para edificar y es necesario que se recalifique terreno a un ritmo importante", agregó. En cuanto a los módulos, aclaró que "están muy justos y tienen que adaptarse a la realidad y a los costes reales".

  • 1