Local

Dolor en el funeral 'cuando se esperaba el final de la violencia'

"Todos hemos quedado hundidos en el dolor por este trágico y vil atentado, cuando confiados esperábamos el final de la violencia". El vicario general castrense se sumó en su homilía al sentir general de los asistentes al funeral de Estado por la muerte del guardia civil Raúl Centeno.

el 14 sep 2009 / 20:56 h.

TAGS:

"Todos hemos quedado hundidos en el dolor por este trágico y vil atentado, cuando confiados esperábamos el final de la violencia". El vicario general castrense, Ángel Cordero, se sumó en su homilía al sentir general de los asistentes al funeral de Estado por la muerte del guardia civil Raúl Centeno, última víctima mortal de ETA y la primera tras declararse el final de la tregua.

Los restos mortales del guardia civil llegaron poco antes del mediodía a la sede de la Dirección de la Guardia Civil, donde se instaló la capilla ardiente y, posteriormente, se ofició un funeral de Estado presidido por los Reyes y los Príncipes de Asturias. El monarca pasó revista a los guardias civiles en formación y, seguidamente, la Familia Real saludó uno por uno a los familiares directos del agente fallecido, entre los que estaban sus padres y hermano.

El féretro, cubierto con la bandera de España, fue portado en hombros por sus compañeros al patio central de la sede del instituto armado. La misa fue oficiada por el vicario general castrense, Ángel Cordero, que comenzó la homilía señalando que todos estaban hundidos en el dolor cuando se "esperaba el final de la violencia".

Tributo. Corderó recordó a las más de 200 víctimas de la Guardia Civil fallecidas en atentados -"como valientes vivieron, como héroes murieron"-, a la vez que emplazó a los etarras a dejar "el camino de la destrucción". Por ello, rogó por los que están "atrapados en la espiral de la violencia y se convirtieron en mensajeros de la muerte".

Al finalizar la misa, el Rey impuso a Raúl Centeno la Cruz de Oro de la Orden del Mérito de la Guardia Civil a título póstumo y la Medalla de Oro al Mérito policial en atención a sus méritos. El funeral contó con autoridades civiles y militares. Entre ellos estaba el presidente del Gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero y varios ministros. También fueron el líder del PP, Mariano Rajoy, el secretario de Organización del PSOE, José Blanco, el coordinador general de IU, Gaspar Llamzares, el presidente del Tribunal Supremo, Francisco José Hernando, o el director de la Policía y la Guardia Civil, Joan Mesquida, entre otros.

Los restos mortales de Centeno fueron trasladados al cementerio de La Almudena, donde llegaron poco antes de las tres de la tarde, para ser incinerados en una ceremonia íntima.

  • 1