Local

Domínguez regresa "sin rencor y nada que demostrar"

el 21 oct 2011 / 06:06 h.

TAGS:

Marta Domínguez, que reaparecerá el próximo día 30 en la Carrera Divina Pastora de Madrid, aseguró ayer que vuelve sin rencor a nadie después de ser exculpada de los cargos de dopaje, tras verse involucrada en la Operación Galgo, y que espera llegar a los Juegos de Londres 2012 con plenas garantías. La atleta palentina dio a luz a su hijo Javier el pasado mayo y, tras ser exculpada de los cargos de dopaje, ya ha comenzado a entrenarse para acudir a los Juegos Olímpicos de Londres 2012 y tratar de poner un colofón exitoso a su dilatada carrera.Marta Domínguez fue campeona mundial de 3.000 obstáculos en Berlín'09, dos veces campeona de Europa en 5.000, una en 3.000 en pista cubierta y otra de cross. Le falta la medalla olímpica que pudo conseguir en Pekín'08 de no haberse caído en la última vuelta. Afirmó que dentro de menos de quince días empezará su "carrera deportiva de nuevo para poder llegar a Londres en las mejores condiciones".Indicó que aún no sabe qué es lo que va a pasar con su entrenador, César Pérez, también implicado en la Operación Galgo. Señaló que comenzará a prepararse ella misma y confió en que, como ha ocurrido con ella, le levanten la imputación y pueda volver a trabajar junto a él. "El día 9 de diciembre (de 2010) yo era una persona mala, malísima, la peor y luego me exculparon. Espero que con César pase lo mismo y que todo haya quedado en un mal sueño", indicó Marta Domínguez, quien, tras admitir que aún no estaba solucionada la cuestión de infracción fiscal, aseguró que no le sorprende que aún no se hayan cerrado cuestiones de la Operación Galgo y pidió dejar trabajar al Juzgado.Aseguró que no va a competir con más rabia por todo lo sucedido: "Después de todo lo que ha pasado a mí no me ha dejado huella, porque no he hecho nada malo", dijo Marta Domínguez, que apuntó que es una "profesional" y que no tiene que demostrar nada ni tiene "rencor a nadie". Explicó que tras varias semanas de entrenamiento no se encuentra mal, pero que no es la Marta Domínguez de siempre. "En años anteriores he ido progresando poco a poco, este año es distinto, mi cuerpo es distinto". Consideró compatible la actividad atlética y la maternidad con la política, ya que será candidato al Senado por Palencia por el Partido Popular. "Hay que esperar a las elecciones y que el PP gane, porque España necesita un cambio".

  • 1