Local

Don Francisco, Don José

Griñán y Arenas se repartieron sus habituales golpes bajos en un cruce dialéctico con fondo económico

el 29 abr 2010 / 21:01 h.

TAGS:

A punto estuvieron de entonar la famosa canción de los payasos: "Hola Don Pepito, hola Don José". El presidente de la Junta y el líder de la oposición tuvieron ayer su particular duelo dialéctico y de nuevo, con fina ironía, se dieron sus habituales golpes bajos. Se rio Javier Arenas de la campaña emprendida por el PSOE para dar a conocer al presidente. "Usted hace campaña para llamarse Pepe", le dijo. Y el presidente decidió comenzar su replica dirigiéndose al popular: "Mire Don Francisco Javier".


A partir de ahí no se apearon del tratamiento con el don. Chirriaban esas formas guasonas cuando de fondo hablaban del "drama" de un millón de parados andaluces y de la pena con la que muchos jóvenes enfrentan "los lunes al sol", que quiso recordar Diego Valderas (IU).

Arenas endureció sus ataques a Griñán y le acusó de "engañar" a los ciudadanos con tal énfasis que fue el presidente el que acabó sacando los pies del guión económico. "No sé si soy embustero o no", dijo seguramente en un lapsus, para acto seguido preguntarle a Arenas si él "engañaba a los andaluces cuando defendía al señor Matas, cuándo pedía importar las políticas del señor Camps o cuándo decía que el mejor alcalde de España era el señor Enciso", todos nombres manchados por la corrupción. Esto curiosamente precedido de una reflexión del presidente sobre la pérdida de credibilidad de la clase política.

Minutos después, el tono de Griñán, que no el fondo esta vez, se contrapuso al de su portavoz, Mario Jiménez, con huida del pleno del PP incluida. De la "clase magistral de economía", que dijo Valderas, a la clase magistral de ¿política?

  • 1