Cultura

'Don Giovanni', la vendetta de Mozart

"Mozart debió pensar 'ahora os vais a enterar' cuando compuso Don Giovanni, que es la vendetta de Mozart, su ópera más perfecta y complicada". Así presentaba ayer en el Teatro de la Maestranza el maestro Ros Marbá al mito sevillano.

el 15 sep 2009 / 03:35 h.

"Mozart debió pensar 'ahora os vais a enterar' cuando compuso Don Giovanni, que es la vendetta de Mozart, su ópera más perfecta y complicada".

Así presentaba ayer en el Teatro de la Maestranza el maestro Ros Marbá al mito sevillano, en una producción propia del coliseo que se estrena mañana en la voz del uruguayo Erwin Schrott quien, a sus 35 años, cantará este rol por décima vez.

Ha sido Don Giovanni en la Ópera de Washington, en el Teatro Regio de Turín y en el Maggio Musicale Fiorentino con dirección de Zubin Mehta. Sucesivamente, ha cantado el mismo papel en Los Ángeles y el Covent Garden de Londres dirigido por el maestro Pappano.

Volvió al rol en 2006 en la Scala de Milán y el Palau de Valencia, bajo la celebérrima batuta de Lorin Maazel y, finalmente, la temporada pasada se subió a las tablas de la Staatsoper de Viena para encarnar al libertino sevillano. Pero, con apenas 35 años, el barítono uruguayo Erwin Schrott (de ascendencia austriaca) aún no había recalado en el escenario natural de Don Juan.

"Puede sonar demasiado romántico, pero pasear por las mismas calles que Don Juan, respiar el aire que él dice que le faltaría si las mujeres le dan de lado, me ha aportado muchísimo a la hora de encarar de nuevo el rol", aseguró el barítono durante la presentación ayer en Sevilla de la nueva producción propia del Teatro de la Maestranza, donde compartió protagonismo con el director musical, Antoni Ros Marbá; el director de escena, Mario Gas, y la gerente del coliseo sevillano, Remedios Navarro.

En el desarrollo de la ópera participarán la Real Orquesta Sinfónica de Sevilla y el Coro de la Asociación de Amigos del Teatro de la Maestranza, junto a un reparto de primerísimas figuras, dentro de un conjunto de 135 intérpretes, en el que también figuran los nombres de la soprano Anja Harteros (Doña Ana), Virginia Tola (Doña Elvira) y el bajo Artur Korn (Comendador).

"Todos son cantantes de primera categoría, excelentes, lo que hace que tenga muy buenas esperanzas de cara al estreno de mañana", aseguró el maestro Ros Marbá, que también tuvo palabras de elogio para el director de escena, Mario Gas - "ha hecho el trabajo muy fácil y muy atractivo"- y, particularmente, para Mozart.

"Don Giovanni es la vendetta del compositor: por sus escollos constantes, que van desde el principio hasta el final, por su tremenda complicación y porque es la ópera más perfecta que existe en la historia de la lírica".

Por su parte, Mario Gas no quiso avanzar cómo será la puesta en escena, limitándose a desvelar que sorprenderá al público y que la acción de la historia no estará situada en el siglo XVII. Según dijo, ha respetado "la esencia de Don Giovanni, pero con alguna modificación, unida a la voluntad de juego del propio Mozart, a sus carcajadas, tal y como lo retrató Milos Forman en Amadeus".

En definitiva, "hemos cambiado algunas cosas para que la esencia de Don Giovanni siga intacta", zanjó el dramaturgo.

A su juicio, el libreto de Mozart es muy atrevido en su desarrollo, aunque al final tiende la mano a los convencionalismos de la época, algo que atribuyó a la necesidad de adaptarse al mercado para poder estrenar las obras en aquel momento histórico, sin renunciar a la crítica social. Algo que no sucederá en Sevilla, según apuntó el propio Schrott, que aseguró que "no sé si polémica, pero las sorpresas serán grandes y muchas", dijo en relación a la puesta en escena.

Así las cosas, el barítono quiso vaticinar que este Don Giovanni -"creíble, humano"- va a coincidir "con el que el público de Sevilla espera ver. Va a ser un punto de referencia de aquí al futuro".

  • 1