lunes, 20 mayo 2019
17:20
, última actualización
Local

Doñana rechaza el proyecto del Puerto para las márgenes previo al dragado

La comisión en la que están ecologistas, administraciones, agricultores y municipios alega motivos técnicos y también de procedimiento.

el 20 mar 2014 / 20:42 h.

TAGS:

La comisión de Agua y Biodiversidad del Consejo de Participación del Espacio Natural de Doñana rechazó el proyecto del Puerto. / David Estrada La comisión de Agua y Biodiversidad del Consejo de Participación del Espacio Natural de Doñana rechazó el proyecto del Puerto. / David Estrada El proyecto del Puerto Defensa de la margen derecha del río Guadalquivir en el parque nacional de Doñana –cuya ejecución es requisito previo para el dragado de profundización– no tiene el visto bueno de ecologistas, ni de organismos como la Estación Biológica de Doñana, ni de ayuntamientos, agricultores ni científicos. Un nuevo y duro revés para los planes del Puerto, que pretende dragar el río para que puedan entrar buques de mayor calado. La comisión de Agua y de Biodiversidad del Consejo de Participación del Espacio Natural de Doñana emitió este jueves un informe negativo sobre el mismo que elevará al Consejo de Participación de Doñana que, si no hay sorpresas, también lo rechazará. Así que la Junta no le dará el visto bueno y será el Ministerio quien tenga la última palabra. El dictamen de la comisión, asesorada por los investigadores Miguel Ángel Losada y Javier Ruiz, autores de macroestudio Propuesta metodológica para diagnosticar y pronosticar las consecuencias de las actuaciones humanas en el estuario del Guadalquivir, se basó fundamentalmente en tres argumentos: que el proyecto del Puerto no fue tramitado correctamente, que no tiene el respaldo científico y que su financiación no está ni cuantificada ni garantizada. Según las fuentes consultadas por esta redacción, la comisión argumentó que el Puerto no cumple con la condición octava de la Declaración de Impacto Ambiental (DIA) otorgada por el Ministerio de Medio Ambiente en 2003, en la que se decía que el proyecto de las márgenes del Guadalquivir tendría que haber pasado por una comisión técnica conformada por Parques Nacionales, la Autoridad Portuaria y la Junta de Andalucía. Un órgano que no se reúne desde 2006. El Puerto no lo tuvo en cuenta, por lo que los miembros de la comisión creen que administrativamente el proyecto «no ha cumplido con los trámites previstos y, por tanto, no puede recibir el visto bueno». Así lo explicó a este periódico Juanjo Carmona, coordinador de la Oficina Técnica de WWF en Doñana. El Puerto, por su parte, no quiso ayer hacer valoraciones hasta que no estudien los razonamientos de la comisión. En ella, además, agricultores, ecologistas y organismos como la Estación Biológica de Doñana respaldaron los argumentos de Miguel Losada sobre la erosión de los márgenes del río. «El 95 por ciento de la erosión que presenta el río se produjo con los dos grandes dragados ejecutados: el 75 por ciento se originó en 1963, tras la gran riada de Sevilla, y otro 20 por ciento en 1985. El cinco por ciento restante se debe a otras causas, sobre todo el oleaje», explicó Losada según Carmona, quien añadió que el proyecto del Puerto podría resolver precisamente este cinco por ciento, es decir, el efecto del oleaje en las márgenes, pero no las consecuencias del gran dragado. Por otro lado, la comisión también alegó que no se tienen en cuenta los costes económicos totales del proyecto (sólo la colocación 4,3 kilómetros de geotubos está valorada en 4,27 millones de euros), así como tampoco los efectos del cambio climático en el nivel del mar. Precisamente la instalación de esos geotubos (estructuras rellenas de arena o material granular procedente del dragado) como protección antes de acometer el dragado de profundización suscitó el rechazo de los expertos. Explicaron que los ejemplos que el Puerto pone de zonas de Asia, Holanda, Dinamarca, Estados Unidos y Alemania son «excepciones dentro de la regla». «En congresos de ingeniería marítima esta solución no se contempla como alternativa. No es fiable. En Holanda sí, pero porque tienen otro tipo de agua y siempre para resolver una situación determinada. Es una medida transitoria», sostuvieron. Además, las organizaciones ecologistas Ecologistas en Acción y WWF advierten de que este proyecto (que protege las márgenes del parque Nacional de Doñana)debe ir acompañado por otro para proteger el resto de márgenes del río y que, al incluir las del parque Natural, también tendría que pasar por la comisión del Consejo de Participación de Doñana. Por su parte, la consejera de Medio Ambiente y Ordenación del Territorio, María Jesús Serrano, defiende que la Junta no autorizará la intervención en el Guadalquivir que plantea el Puerto de Sevilla si no se cumplen «estrictamente» los condicionantes de la Declaración de Impacto Ambiental.

  • 1