Local

¿Dónde está Curro?

La mascota más famosa de Sevilla no es que siga viva en lo corazones de la gente y todo eso, sino que está viva y coleando: 300.000 visitas lleva ya la web de un tomareño empeñado en que no se olvide el año en que Sevilla comenzó a dejar de ser provinciana. El simpático Curro es el maestro de ceremonias de este viaje en el tiempo y de este homenaje permanente a la Expo'92.

el 27 oct 2009 / 21:31 h.

TAGS:

La espera armilar, símbolo de la Expo'92, continúa hoy presidiendo la Isla de la Cartuja con sus nuevas actividades, muy diferentes de las de entonces.

17 años, 6 meses y 10 días. No, no es la edad de ningún adolescente problemático ni el tiempo que queda para el fin del mundo. Es lo que ha transcurrido desde que tuviera lugar en Sevilla la, posiblemente, mayor exposición universal de la historia: la Expo 92. Para los que fueron sólo una vez, para los que lo hicieron a diario con el pase de temporada, para los que se quedaron con las ganas, e incluso para esos veinteañeros que la recuerdan vagamente, está la web www.expo92.es, una página que le hará retroceder en el tiempo en compañía de su mascota, Curro.

Más de 300.000 visitas avalan el éxito de la web, y más de 20 millones de personas avalaron el de la Exposición. Durante seis meses la capital de Andalucía se convirtió, al menos de forma honorífica, en la capital del mundo: acogió a más de cien países con culturas totalmente distintas, y fue centro de un sinfín de actividades que desbrozaron de provincianismo el aspecto de Sevilla. Pero lejos de caer en el olvido, la muestra marcó tanto a la ciudad y a sus habitantes que sigue estando viva en el corazón de más de un sevillano nostálgico y en el de más de un jovencito con recuerdos difusos. Las nuevas calles y rondas, y las modernas estructuras que se construyeron para el evento no sólo tienen espacio en los maduros recuerdos de quienes la disfrutaron, sino que también pueden verse, y con mejor resolución, en las fotografías y vídeos que proporcionan los mismos usuarios de la web a través de una opción específica.

Son los propios suscriptores, ciudadanos como usted, los que la nutren con información general y  noticias a través de mensajes de foro. Así que ya sabe, si quiere aportar al mundo cibernético su opinión sobre el acontecimiento o compartir con los foreros su vivencia, sólo tiene que seguir un par de pasos de forma totalmente gratuita y... voilà, el año 1992 se le abrirá de nuevo ante sus ojos.

En la página puede encontrar casi de todo. Los que trabajaron en la Expo tienen un espacio reservado para intercambiar opiniones. Los que quieran saber sobre otras exposiciones universales o documentarse a fondo de ésta que se celebró en Sevilla, también lo pueden hacer con sólo un golpe de ratón. Pero sin duda, una de las opciones más interesantes de la web es que, a través de la opción de  ‘Compra/Venta', se pueden adquirir pins por 25 euros, libros por 20, tazas o pisapapeles por 50, e incluso la guía oficial de la Exposición por diez euros. Si lo que quiere es desprenderse de esos muñequitos que sólo están cogiendo polvo encima de la tele desde hace 17 años, también puede hacerlo, recuerde que Expo92.es la crean los usuarios.

Toda una Expo sumergida se esconde en ella. Aunque es fácil moverse por allí -navegar que le llaman- la página cuenta con un guía de excepción que le solucionará toda duda y le facilitará la búsqueda: Curro, la mascota, quién si no. Pero no es ése simpático pájaro de pico y cresta multicolor el responsable de todo este tinglado cibernético. El creador de este baúl de los recuerdos es un joven informático de 27 años nacido en Tomares. Su nombre es Javier Rico, y fueron los "maravillosos recuerdos de la Exposición y la poca información que había en internet sobre la misma" lo que le llevó a crearla.

"Recuerdo la Expo como algo impresionante", comenta Javier, "Era muy pequeño pero no se me olvidan cosas como el espectáculo del lago o el monorraíl". El joven sevillano, que diseñó, maquetó y programa toda la página, no interfiere para nada en la dinámica de la web, lo único que hace es "revisar de vez en cuando que no haya mensajes fuera de lugar en el foro".  Con 800 personas suscritas desde el 2006, año de su creación, Expo92.com es para su creador la señal de que "mucha gente recuerda la muestra como el acontecimiento más importante que ha vivido en Sevilla en toda su historia".

El presente, no obstante, es muy diferente. Para muchos el recinto de la Exposición Universal ha envejecido mal. Cuando se decidió reconvertir la isla de la Cartuja en polígono industrial no se pensó en cómo, por ejemplo, aparcarían los miles de vehículos con motor que a diario entran en él. Mientras se sigue buscando la mejor forma de hacer del espacio algo de lo que todos los sevillanos estén orgullosos, algunos buscan a diario sus recuerdos en páginas como la de Javier. Navegue por ella y viaje al pasado.

  • 1