Local

¿Dónde quedaron las buenas intenciones?

La rentabilidad y la audiencia se han convertido en los puntos cardinales de la programación cuando hoy se celebra el Día Internacional de la Televisión, fecha propuesta en la Asamblea General de las Naciones Unidas para promover unos contenidos "por la paz, la seguridad y los intercambios sociales".

el 14 sep 2009 / 20:29 h.

La rentabilidad y la audiencia se han convertido en los puntos cardinales de la programación cuando hoy se celebra el Día Internacional de la Televisión, fecha propuesta en la Asamblea General de las Naciones Unidas para promover unos contenidos "por la paz, la seguridad y los intercambios sociales y culturales".

El sueño de unos contenidos que defiendan la paz, la seguridad, el desarrollo económico y social y la profundización de los intercambios culturales impone hoy, Día Internacional de la Televisión, un acto de reflexión sobre qué es lo que este medio está aportando a la sociedad. Un simple vistazo a la parrilla de hoy demuestra que no habrá alteraciones en la poco edificante oferta cotidiana.

Mientras Antena 3 ofrece esta tarde programas como A tres bandas -con Jaime Cantizano, María Patiño y Dani Martínez- o El diario de Patricia, Tele 5 cumple con su cita vespertina del inefable Aquí hay tomate y mantiene la serie Escenas de matrimonios a pesar de las denuncias de diversos colectivos de mujeres, en tanto Televisión Española registrará la máxima audiencia de la jornada con el partido televisado de la selección española de fútbol.

Horas bajas.

La televisión, el medio de comunicación que aúna más poder, está viviendo sus horas más bajas. La programación de una máquina de entretenimiento que, según sus críticos, obvia la clásica máxima de informar, educar y entretener y muestra una lacra ética y moral, es un factor sobre el que alertan algunos expertos.

Las características globales de la televisión son, según el catedrático Enrique Bustamante, la repartición del mercado, la deserción de las generaciones jóvenes, la caída de los GPRs (medida de audiencia publicitaria), el incremento del impacto de la televisión local y la insatisfacción del televidente. La difusión de la televisión en el teléfono celular, el iPod e internet es el tema estrella en las grandes citas de tecnología audiovisual. La cuestión es si esta nueva forma de emisión va a incrementar no sólo el acceso a ella, sino la calidad de los contenidos. Vint Cerf, uno de los científicos que hace treinta años crearon internet, señaló el pasado 26 de agosto en el Festival Internacional de Televisión celebrado en Edimburgo que están contados los días de la televisión actual, y predijo que pronto la mayoría verá la televisión a través de internet u otros medios similares.

Según los expertos en la materia, la forma de ver la televisión ha cambiado, el zapping ha generado falta de profundización y de continuidad por parte del espectador, y existe un desconocimiento por parte de las cadenas de los intereses reales de los receptores que se basan en estadísticas con fórmulas obsoletas.

Así, el share y la rentabilidad inmediata influyen en el rendimiento de los profesionales y en la continua y progresiva precarización del trabajo junto con el desarrollo de la fórmula del informador multimedia, señala Bustamante.

  • 1