viernes, 14 diciembre 2018
11:01
, última actualización
Economía

Donde se ‘cocina’ Europa

El Instituto de Prospectiva Tecnológica (IPTS) celebra 20 años de su implantación en Sevilla, donde analiza los escenarios y las repercusiones de las futuras políticas europeas.

el 15 oct 2014 / 15:00 h.

TAGS:

Ramón Compañó / Foto: Carlos Hernández Ramón Compañó / Foto: Carlos Hernández Antes de que la Comisión Europea decida sobre una política que va a tener un impacto directo sobre 500 millones de ciudadanos, uno de los pasos que suele dar es recurrir a un organismo vinculado a ella para pedirle un análisis de impacto y ver qué repercusiones o consecuencias puede acarrear su aplicación, así como una proyección de escenarios que se abren o cierran si se pone en marcha. Esa encomienda de trabajo, que procede de las Direcciones Generales –figura que podría equivaler a los ministerios españoles– dependientes de los comisarios, se desarrolla en Sevilla, en concreto, en el edificio Expo de la Cartuja. Y el organismo que se encarga de hacerlo es el Instituto de Prospectiva Tecnológica (IPTS). Bajo esta denominación que ya tiene poco que ver con su actividad actual, se encuentra un centro de investigación y análisis vinculado a la Comisión Europea que este año cumple dos décadas sustentando con estudios, informes y publicaciones las bases científicas sobre las que pivotan las políticas europeas que nos afectan a todos, y cuya existencia no muchos conocen. Precisamente para cubrir ese déficit de proximidad con la población, y aprovechando la efeméride, el IPTS desarrollará, coincidiendo con la Semana de la Ciencia, varias conferencias abiertas a todo el que esté interesado en conocerlo un poco más entre el 20 de octubre y el 10 de noviembre en la sala La Fundición (Casa de la Moneda). Desde el impacto económico del cambio climático o los efectos del fracking, hasta cuál es el nivel aceptable de emisiones de CO2 para la industria manteniendo su viabilidad, pasando por la repercusión del veto ruso a las exportaciones de frutas y verduras, la revisión de sectores industriales como el papel o las refinerías, la implementación de tecnologías aplicadas a la salud o el diseño de una guía eficiente para que cada región establezca sus puntos fuertes de cara a la estrategia inteligente de la nueva política regional... El espectro de temáticas que aborda el IPTS es amplio y diverso. Y a ello se dedican las 280 personas –un tercio de ellas fijas y dos tercios que pasan en Sevilla entre dos y seis años– de 27 nacionalidades que, a día de hoy trabajan desde la Cartuja para Europa. «No tenemos una bola de cristal, sino que asumimos algunas condiciones y explicamos cómo pueden funcionar utilizando distintas metodologías: desde modelos matemáticos, econométricos, encuestas... pero todo demostrable en cada fase del estudio», explica Ramón Compañó, coordinador de programas del IPTS, que es uno de los siete centros que integran el Joint Research Centre (Centro Común de Investigación) de la CE. Un instituto «único» que centra su actividad en aplicar ciencia a la política, «lo que no tiene analogía en ninguna universidad», abunda. Con un presupuesto de 5 millones anuales y una parte de su actividad que factura –como haría cualquier consultora– a las Direcciones Generales, el IPTS presume de «independencia» de lobbys y de los Estados miembros, así como de rigor en sus informes, y aunque reconoce que podría trabajar para terceros no relacionados con la Comisión Europea, lo cierto es que la carga de trabajo actual se lo impide en estos momentos. Sus estudios y publicaciones pueden consultarse en la página web https://ec.europa.eu/jrc/en/institutes/ipts, porque uno de sus objetivos es compartir su «saber hacer» –su volumen de producción es de unas 200 publicaciones anuales– con los Estados miembros, la comunidad científica y los socios internacionales. Otro logro del IPTS es su capacidad para sentar en la misma mesa a todos los agentes relacionados con un sector económico y entidades sociales como empresarios, ONG y otras instituciones para establecer la realidad de los diferentes sectores y mejorar desde ese punto de partida. Un modelo que ha suscitado el interés de países como Corea, que quiere exportarlo. LAS CONFERENCIAS 20 de octubre. La sesión versará sobre Cómo hacer de la sociedad digital una aliada para afrontar los grandes retos sociales: salud, educación, empleo. 27 de octubre. En esta ocasión el debate girará en torno a ¿Es posible el equilibrio entre desarrollo industrial y protección del medioambiente? ¿Qué papel ejerce la ciencia en el desarrollo de políticas integradas? 4 de noviembre. La tercera sesión se centrará en el Crecimiento e innovación regional: entre la eterna promesa y el objetivo alcanzable. 10 de noviembre. Cerrará el ciclo 20 años de IPTS: una perspectiva científico-técnica desde Andalucía de las políticas europeas.

  • 1