Deportes

Dorado: "Si ganamos, podremos permitirnos algún lujo, pero el Celta no"

El central verdiblanco espera que el campo esté lleno porque "cuantos más sean, más miedo le puede entrar al rival".

el 31 mar 2011 / 20:26 h.

Dorado posa antes del entrenamiento de ayer.

-Parece que el míster os ha reñido un poco, ¿no?

-Riña no, sólo estábamos comentando cosas del partido del domingo. No hay que darle más importancia.

-Pues dice Jonathan Pereira que ha tenido que ver con falta de intensidad y que os ha pedido que vayáis "a tope".
-¿Falta de intensidad? Todo lo contario, el equipo ha entrenado bastante bien durante la semana. Hay días que estás mejor y días que estás peor, pero lo importante es estar a tope en el partido y preparados para dar el 100%.

-¿Ganar al Celta vale medio ascenso?
-No sé cuánto valdrá, aunque con siete puntos de ventaja y quedando 30 ya nos podríamos permitir tener un traspié. Pero tampoco tenemos que pensar en eso, sino en que es un partido importante, olvidarnos de la ventaja y afrontarlo como una final.

-O sea, que sí habláis de una final en toda  regla.
-Es el tercero el que viene y la diferencia de puntos en caso de victoria sería considerable, no habría tiempo de que ellos se permitan ningún lujo y nosotros sí podríamos. En todo caso, sólo estamos centrados en el partido, ya habrá tiempo de pensar en la diferencia que les sacamos.

-Parece increíble que el Celta lleve un punto de quince, ¿no?
-Es que es muy complicado que cualquier equipo mantenga el mismo nivel toda la temporada. A nosotros nos pasó algo parecido. Esperemos que ellos sigan con la mala racha, claro.

-Tú que has pasado por lo mismo que ellos ahora, ¿qué consejo darías a los jugadores del Celta para salir del bache?
-Siempre he dicho que los demás deben preocuparse de los suyo. Los consejos, que se los den ellos, nosotros sólo estamos preocupados del Betis.

-¿Tampoco os fijasteis en el Celta cuando alguno de sus jugadores realizó aquellas declaraciones tan polémicas?
-Sólo lo sé por lo que algún compañero nos decía, pero tampoco es necesario perder tiempo en provocaciones. Nosotros hablamos en el campo, estamos preparados para hablar en el campo, y luego, si quieren hablar, que lo hagan pero a siete puntos.

-¿Hay pique con el Celta?
-No, ni con ellos ni con nadie, lo que queremos es ser primeros y para el segundo puesto que se busquen las habichuelas los demás. Nuestra mentalidad es nosotros, nosotros y nosotros, no les tengo más ganas a unos que a otros, no tengo nada ni en contra ni a favor.

-Es otro ejemplo más de esa estrategia de aislarse de todo, ¿no?
-El equipo a lo largo de la temporada ha podido con todas las adversidades y ahora no tenemos más remedio que seguir igual y centrarnos en nuestro trabajo. Si lo hacemos como sabemos, estaremos donde queremos.

-Tú desde luego estás donde quieres, porque por minutos eres el tercero de la plantilla.
-Cuando vienes a un equipo nuevo siempre tienes más recelo, pero por suerte he contado con la confianza del míster desde el primer momento.

-¿Esperabas ser tan indiscutible en el equipo más potente, según dijiste, en el que has estado?

-Al final se trata de jugar al fútbol en todos lados. La exigencia es mucho mayor que en otros equipos, sí, pero al final es fútbol. Y hay presión, claro, pero es por un objetivo muy bonito. Habría que preguntar a los que luchan por no bajar qué presión preferirían. Bendita presión.

-Desde tu posición, ¿qué les dirías a los aficionados que tanto critican a compañeros como Emana o Arzu?
-Ambos son jugadores con suficiente experiencia para que no les afecte, pero está claro que a ningún jugador le parece de buen gusto ni agrado que la gente critique a un compañero. Todos estamos en el mismo barco, desde el primer día formamos un grupo muy bueno y unido que ha estado al margen de todo y esperemos que estas cosas influyan lo menos posible.

-Y hablando de afición, el club busca un estadio lleno para el domingo...
-El año pasado no lo pude ver por televisión, pero ya me comentaron mis compañeros que los último partidos fueron un espectáculo, con lleno absoluto. También dicen que lo de Salamanca fue impresionante, esa marea verde y blanca en pocos sitios la puedes ver. Será un ambiente difícil para el rival. Nosotros vamos a salir igual vengan 20, 30 o 50.000, pero cuantos más seamos mejor y más miedo le puede entrar al rival. Un poco más de alas sí que te puede dar.

-¿Alguna vez has jugado delante de tanta gente?
-No he tenido la suerte. La Romareda, por ejemplo, no llega a lo que tiene el campo del Betis.

-Siguiendo con su aportación, además de defender hasta marca goles, aunque el último fue en octubre. ¿Hay ganas ya de repetir?
-Tampoco te creas, lo importante es que el equipo siga sumando marque quien marque. ¡No creo que el Betis vaya a subir por mis goles (ríe)!.

-Lo curioso es que han sido tus primeros goles en Segunda.
-En los dos últimos años en el Huesca no me dejaban subir a rematar (ríe). O no lo creían oportuno o igual subía y no marcaba.

-Tu continuidad tiene más mérito teniendo en cuenta el gafe que existe en tu puesto.
-La verdad es que sí, cuando no se ha lesionado uno se ha lesionado otro y todos hemos pasado por enfermería, pero el que ha salido siempre ha respondido bien. Además, tenemos detrás a Juan (Calahorro), a Fran (No), a Chema (Antón)... Debemos estar tranquilos, abajo hay gente capacitada para ayudarnos.

-¿Hablas mucho con Miki?
-Más que nada a través de mensajes para saber cómo está y cómo lo lleva, pero no hablamos solo del tratamiento. Para él es muy importante saber que está con nosotros día a día. Ya me dijo que vaya putada lo de perder con el Rayo y que hay que ganar al Celta. Pues sí, y además cada victoria nuestra también es suya.

-¿Qué delantero del Celta te preocupa más?
-Me preocupa que nosotros estemos bien. Si somos los que solemos ser, no nos tiene que preocupar lo que haya enfrente.

  • 1