viernes, 18 enero 2019
08:32
, última actualización
Cultura

Dorantes y el contrabajista Renaud García-Fons se citan en territorio jondo

El pianista lebrijano y ‘el paganini del contrabajo’ presentan en el teatro Lope de Vega ‘Flamenco a cordes’, una propuesta conjunta que promete sorprender a propios y extraños.

el 21 sep 2014 / 00:53 h.

TAGS:

DavidPeña Dorantes, listo para volver a sorprender en Sevilla. / José Luis Montero DavidPeña Dorantes, listo para volver a sorprender en Sevilla. / José Luis Montero

Que David Peña Dorantes (Lebrija, 1969) sea uno de los máximos exponentes del piano flamenco actual se debe, facultades innatas aparte, a su genuina mezcla de afición y de inquietud, que le permite tener un pie bien afianzado en la tradición y el otro en permanente exploración de nuevos territorios. Quien acude a oírlo por su sello, lo encuentra; y quien llega buscando sorpresas, nunca sale decepcionado.

Mañana (20.30 horas), en el estreno absoluto de Flamenco a cordes, este representante de una de las dinastías de más rancio abolengo en la aristocracia jonda promete sorprender. Para empezar, porque para esta nueva propuesta se acompaña de otro músico excepcional, Renaud García-Fons (París, 1962), conocido como el paganini del contrabajo de cinco cuerdas, famoso en todo el mundo por su asombroso virtuosismo, así como por su versatilidad en los más diversos estilos, desde el jazz al tango, pasando por músicas africanas, indias o árabes.

De esta suma de talentos puede surgir literalmente cualquier cosa, pero a nadie se le escapa que la cita se produce en terreno flamenco. «Somos más que compañeros de escenario, amigos, y eso es algo que seguro que se ve reflejado en el escenario», explica el pianista, quien además comenta que el proceso de preparación de Flamenco a cordes ha sido todo un desafío a las distancias: «Hemos estado trabajando, él en París, yo en Sevilla, siempre conectados. Y desde hoy mismo [por ayer] estaremos juntos en Sevilla».

Lo que sigue siendo un misterio es el programa del recital, lo que no hace sino colaborar en la expectación levantada por este montaje. Sí se conoce en cambio el motivo del título: «Me gusta tocar las tripas del piano, de ahí el título de Flamenco a cordes», dice Dorantes. Cuerdas «frotadas, pulsadas y percutidas» que dialogarán de tú a tú sobre las tablas del Lope.

De origen catalán, Garcia-Fons se matriculó a principios de los 80 en el Conservatoire de la Ville de París. De 1987 a 1993 forma parte del único conjunto de bajistas francés, L’Orchestre de Contrebasses, antes de su gira como solista que condujo a la emancipación plena de su instrumento. En palabras de Andy Kaufman, «la escucha repetida solo afirma que el mando de orquestación de García-Fons, la experta composición musical y las habilidades profundas como instrumentista lo colocan en un escalón que le permite merecer el calificativo de genio».

Dorantes, por su parte, es sobradamente conocido por el público sevillano desde la aparición en 1998 del exitoso álbum Orobroy, al que siguieron Sur (2002) y ¡Sin muros! (2012). El nieto de María la Perrata, sobrino de Juan Peña ElLebrijano juega en casa, con el confort y también con la responsabilidad que ello conlleva. Y sorprenderá.

  • 1