Deportes

Dortmund-Sevilla (0-1): uno de esos partidos que se ganan por arte de magia

el 30 sep 2010 / 19:03 h.

-->-->-->Dijo Gregorio Manzano en su presentación como técnico sevillista que él no era el Mago de Oz, pero ayer, en su debut europeo, debió de echarle un cable la Virgen de la Capilla, la patrona de Jaén, pues los hados se alinearon junto a su equipo de manera incontestable durante todo el partido, que acabó con triunfo sevillista y resurrección en la caldera del Signal Iduna Park de Dortmund. ¿Quién dijo que el amarillo daba mala suerte, Maestro?

Veamos: el Sevilla, que ofreció un nivel de juego muy pobre pese a presentar su once de gala –con los recuperados Navas y Cáceres, luego Kanouté y presencia inicial de los cinco fichajes del verano– ganó gracias a un gol de Cigarini (47’) en una de las dos jugadas con serio peligro (la otra la desperdició Negredo en el 88’) de las que gozó en todo el partido, mientras que el Borussia –pese a estar con diez casi toda la segunda parte– tuvo hasta media docena de grandes oportunidades (para eso llegó 42 veces al área por 13 de los sevillistas), desbaratadas en unos casos por Palop –salvó dos goles–, en otra por el poste, la falta de puntería de los germanos o Martín Cáceres, que apareció bajo palos para evitar el 1-1 en el último minuto.

El debut europeo de Gregorio Manzano no pudo ser, por tanto, más afortunado. El técnico jiennense, que para la cita pudo contar con jugadores clave como Jesús Navas, Martín Cáceres o Kanouté –ausentes por lesión en los últimos partidos– puso en liza al que puede considerarse como once de gala de la presente temporada, aunque desde el pitido inicial se vio claro que era el pujante Borussia el que llevaba la iniciativa, bien guiado por el turco Sahin y con el japonés Kagawa haciendo diabluras arriba.

El tridente Zokora-Guarente-Cigarini apenas olió el balón, que en en escasas ocasiones llegó a las bandas bien servido para montar la contra y nunca a un perdidísimo Luis Fabiano. Sin embargo, cosas del fútbol, el primero que tocó Cigarini –cuando iban ya 47 minutos–, tras una falta lateral prolongada por Alexis, fue para transformarlo en gol justo en el descuento de la primera parte, en la que Palop había salvado por dos veces del 1-0 a los suyos ante sendos remates de Lucas Barrios.

Tras el descanso, una rigurosísima decisión arbitral dejó al Borussia con diez muy pronto y el choque pareció quedar resuelto, pero no fue así porque el Sevilla careció de pegada arriba y fue incapaz de organizar un solo contragolpe con sentido. El Borussia quemó sus naves: Kagawa remató al poste y Martín Caceres apareció milagroso para evitar que una cantada de Palop en el último minuto pasara a mayores. Fue uno de esos partidos que se ganan por arte de magia.

0 - Borussia Dortmund: Weindenfeller; Piszczek, Subotic, Hummels, Schmelzer; Bender (Lewandoski, min 75), Sahin; Blaszczykowsky (Owomoyela, min. 75), Kagawa, Kreutz (Da Silva, min. 86); y Lucas Barrios.

1 - Sevilla FC: Palop; Dabo (Escudé, min. 64), Cáceres, Alexis, Fernando Navarro; Navas, Zokora, Guarente, Perotti; Cigarini (Kanouté, min. 51) y Luis Fabiano (Negredo, min. 81).

Goles: 0-1, min. 47+, Cigarini, tras un rechace.

Árbitro: Mike Dean (Inglaterra) se excedió al expulsar por doble amonestación al local Schmelzer (49'); y amonestó a Guarente, Kanouté y Fernando Navarro, por los visitantes, y a Hummels.

Incidencias: 49.100 espectadores en el Signal Iduna Park. Terreno de juego en perfectas condiciones. Partido de la 2ª jornada del Grupo J de la Europa League.

 

  • 1