Local

Dos años a cargos de Endesa

La Audiencia de Barcelona ha condenado a dos cargos de Fecsa-Endesa en Cataluña a dos años de prisión como responsables de un delito de incendio forestal por imprudencia grave en 1998.

el 14 sep 2009 / 22:29 h.

TAGS:

La Audiencia de Barcelona ha condenado a dos cargos de Fecsa-Endesa en Cataluña a dos años de prisión como responsables de un delito de incendio forestal por imprudencia grave, que en el verano de 1998 devastó 17.781 hectáreas del término de Aguilar de Segarra y otros 15 municipios de la Cataluña central.

Los dos responsables de la compañía, el jefe de zona Agustín Manuel López y el jefe de mantenimiento Francesc Josep Archs, han sido condenados también a pagar más de 10.644.000 euros a unos 25 perjudicados por el fuego, mientras el juez declara a Endesa responsable civil subsidiaria de los daños.

La sentencia también condena a dos pirómanos juzgados en relación con este suceso, Jose María Fernández y Josep María Puig, a los que se atribuye cuatro pequeños fuegos que afectaron a unos 19.000 metros cuadrados, a sendas penas de un año de prisión, al aplicarles una eximente incompleta de alteración psíquica.

El pasado mes de mayo, un jurado popular ya declaró la culpabilidad de los cuatro acusados en relación con varios incendios declarados a mediados de julio de 1998 y que afectaron a 16 municipios de las comarcas del Bages, Solsonés, La Segarra y Anoia, en las provincias de Barcelona y Lleida.

El magistrado José Maria Pijuan, ponente de la sentencia, constata que el jurado declaró probado que el 18 de julio de 1998 se inició un incendio en el término de Aguilar de Segarra, justo debajo de la línea de alta tensión "Pobla-Pons Congost", entonces propiedad de Fecsa y en la actualidad perteneciente a Endesa.

La sentencia precisa que el fuego se originó "a consecuencia de producirse un arco eléctrico proveniente de los conductores de dicha línea", que "estaba desprovista de descargadores o anillos de guarda, que, de existir, habrían impedido la formación del arco eléctrico que inició el incendio".

Añade que "la línea se encontraba en evidente mal estado, ya que, aparte de su antigüedad, que se remonta al año 1913, tenía los cables de tierra cortados y las torres estaban oxidadas", y además los agentes rurales habían presentado numerosas denuncias a causa de la peligrosa proximidad de la vegetación a la línea de alta tensión.

Igualmente, después de una tala efectuada por una empresa subcontratada por FECSA pocos días antes del incendio, los troncos y ramas cortados fueron dejados dentro de la zona de servidumbre de dicha línea, "lo que facilitó decisivamente la propagación del incendio".

El juez considera a los dos cargos de FECSA responsables de una grave imprudencia por el mal estado general de la línea de alta tensión, que acumulaba una suma de irregularidades "fácilmente perceptibles y remediables de haber mediado la atención que cabía exigir a los responsables del mantenimiento del tendido eléctrico".

La sentencia subraya en este sentido que las irregularidades infringían varias disposiciones reglamentarias y decretos del Estado y la Generalitat para la prevención de incendios forestales, cuyo incumplimiento supuso una imprudencia grave y una conducta negligente de los cargos de FECSA.

El juez condena a Agustín Manuel López y a Francesc Josep Archs a sendas penas de dos años de cárcel y a indemnizar a los perjudicados con más de 10.644.000 euros, mientras declara la responsabilidad civil subsidiaria de Endesa "por ser aquéllos empleados de dicha sociedad y haber cometido la infracción criminal en el desempeño de las funciones que, por razón de sus respectivos cargos, tenían encomendadas".

El incendio iniciado en Aguilar de Segarra el 18 de julio devastó 17.781 hectáreas, de ellas 12.559 de vegetación forestal, de los municipios de Aguilar, Sant Mateu de Bages, Fonollosa, La Mollosa, Pinós, Cardona, Riner, Clariana de Cardener, Calonge de Segarra, Castellfollit del Riubregós, Torá, Biosca, Sant Pere Sallavinera, Solsona, Olius y Llobera.

Este gran incendio entró en fase de control tres días después y pudo ser extinguido completamente el día 30 de julio.

  • 1