martes, 11 diciembre 2018
21:40
, última actualización

Cárcel por atropellar y herir a su cuñado porque se llevaban mal

Ocurrió en Coria del Rio. Por las lesiones sufridas el afectado fue declarado incapaz " de manera total y absoluta" en 2013.

el 30 oct 2014 / 17:20 h.

La Audiencia Provincial de Sevilla ha condenado a dos años y medio de cárcel y al pago de una indemnización de 216.164 euros a un hombre por atropellar y herir de gravedad a su cuñado debido a las malas relaciones que ambos mantenían, destacando que por las lesiones sufridas el afectado fue declarado incapaz "de manera total y absoluta" en 2013. En la sentencia, a la que ha tenido acceso Europa Press, la Sección Séptima de la Audiencia Provincial considera probado que los hechos tuvieron lugar sobre las 9,55 horas del 20 de junio de 2012, cuando el acusado, José Luis C.M., circulaba con su vehículo por Coria del Río. En ese momento, fue abordado por su cuñado, que circulaba en bicicleta por las inmediaciones y con el que mantenía una mala relación, el cual se apeó de la bicicleta y propinó una patada en la puerta derecha trasera de su coche. Ante ello, el imputado continuó su marcha, deteniendo "sin embargo de forma repentina e inmediata" el vehículo para a continuación dar marcha atrás hasta ponerse en frente de la víctima, momento en el que detuvo el coche y, "con intención de acabar con su vida", aceleró arremetiendo e impactando contra su cuñado. MULTIPLES LESIONES Y SECUELAS La víctima, entonces, salió despedida al suelo, tras lo que el procesado se apeó del coche y profirió frases tales como "eso es para que no se meta conmigo, lo he atropellado, ya no se mete más conmigo". A consecuencia del atropello, el afectado sufrió un traumatismo craneoencefálico y, durante su ingreso, una infección pulmonar aguda, neumonía y anemia, quedándole como secuela un "grave" trastorno orgánico de la personalidad. La Audiencia considera que, al ejecutar los hechos, el acusado actuó con su mente trastornada a causa de la disputa que mantuvo momentos antes con su cuñado y por las vejaciones previas que esté le infringía. Antes de la celebración del juicio, el acusado mostró su conformidad con la pena de cárcel solicitada por la Fiscalía como autor de un delito de homicidio en grado de tentativa.  

  • 1