Local

Dos 'artes' en un mismo plato

Historias cálidas, reales y cortas se funden con los mejores ingredientes de las recetas más populares que la autora, Pilar Maroto, ha querido rescatar de su memoria manteniendo la originalidad de una época muy significativa para ésta transcurrida en la capital andaluza. Foto: A.Acedo.

el 15 sep 2009 / 18:04 h.

TAGS:

Historias cálidas, reales y cortas se funden con los mejores ingredientes de las recetas más populares que la autora, Pilar Maroto, ha querido rescatar de su memoria manteniendo la originalidad de una época muy significativa para ésta transcurrida en la capital andaluza.

"No quiero confundir a nadie con el título de esta publicación, no soy maestra de cocina ni pretendo serlo. Mi profesión y mi afición han ido siempre juntas, muy bien avenidas y son un denominador común en mi vida", explica la autora de Maestra cocinera, Pilar Maroto, jienense de nacimiento aunque considerada sevillana de adopción.

Más de cuarenta años dedicados al mundo de la enseñanza, inculcando valores y buenos principios a todas las generaciones que han pasado por sus manos, tanto como profesora como directora de uno de los colegios públicos de esta ciudad. Con este libro, Maroto relata la experiencia agridulce de su vida que a través de su vocación intenta superar tragedias personales con esperanza. Maroto descubre, de esta manera, que la educación es uno de los caminos para convertir a las personas en lo mejor que pueden ser.

Relato corto, pero con historias cálidas y reales que mantiene la originalidad en cada una de sus páginas de una época transcurrida en los distintos pueblos donde ha vivido y, sobre todo, en la capital andaluza. Maestra cocinera es un libro que brinda una gran alegría y añoranza del tiempo pasado al lector contando en cada uno de los distintos capítulos historias vividas por la autora que trata minuciosamente con cariño, dulzura y respeto. Es una obra autobiográfica que narra, exactamente, 15 historias, sin conexión aparente unas con otras, en las que la escritora fusiona sus vivencias como docente, madre y amiga con la particularidad que al final de cada una de ellas añade una receta de cocina típica, que sencillamente concuerda con la historia narrada anteriormente.

"Me gusta mucho la cocina y decidí introducir algunas recetas familiares y populares con los relatos ya que recuerdan cada acontecimiento vivido y se relacionan en gran medida con ello", explica Maroto. Tanto es así, que la mayoría de ellos ocurren en Sevilla, una ciudad única para la escritora de la que "está totalmente enamorada". Pilar Maroto lleva en la capital andaluza más de cincuenta años. Llego a esta ciudad en el año 1957 para iniciar sus estudios de Magisterio.

Desde entonces está intensamente ligada a Sevilla, donde ha visto nacer y crecer sus hijos -su gran alegría- y donde se ha establecido, trabajado y disfrutado de la compañía de sus seres más queridos. Y es que Sevilla tiene un color especial, color que también aprecia y alaba la escritora. "De la ciudad me gusta todo, desde respirar su aire, ver su sol, hasta sus magníficos monumentos y su agradable gente", concluye.

  • 1