Local

Dos cambios inesperados en tan sólo una semana

El presidente de EEUU, Barack Obama, ha dado marcha atrás por segunda vez en una semana. Aunque con argumentos, ha tenido que desdecirse públicamente y anunciar que no cumpliría -de momento- dos de sus promesas: publicar fotos de torturas a presos y la ya mencionada de los tribunales de Guantánamo.

el 16 sep 2009 / 02:48 h.

TAGS:

El presidente de EEUU, Barack Obama, ha dado marcha atrás por segunda vez en una semana. Aunque con argumentos, ha tenido que desdecirse públicamente y anunciar que no cumpliría -de momento- dos de sus promesas: publicar fotos de torturas a presos y la ya mencionada de los tribunales de Guantánamo.

La primera ocurrió la pasada semana, cuando Obama prohibió la publicación de fotografías que documentan malos tratos de militares estadounidenses contra presos en el exterior, al considerar que sólo serviría para acrecentar el peligro para las tropas. Así, el presidente afirmó que la publicación de esas imágenes tendría "consecuencias directas" y alentaría la "opinión antiestadounidense" en los países donde se encuentran desplegadas las tropas.

No obstante, el pasado 24 de abril, el departamento de Defensa anunció que se publicarían un número "sustancial" de estas fotografías. De esa forma, el Gobierno accedía a la divulgación a través de una carta enviada por el departamento de Justicia a un juez federal de Nueva York. La publicación de las fotografías estaba prevista para el próximo 29 de mayo y respondía a una querella interpuesta por la Unión Americana de Libertades Civiles, que se ha reiterado en sus críticas.

De la misma forma, la organización defensora de los derechos humanos Amnistía Internacional advirtió ayer de que resucitar las comisiones militares para juzgar a los detenidos en la prisión estadounidense de Guantánamo haría un flaco servicio a la Justicia. "No se puede andar remendando un sistema que es esencialmente injusto", afirmó el experto de la organización Rob Freer, que arguyó que las comisiones nacieron dentro de un "marco jurídico completamente ilegal".

  • 1