Deportes

Dos cerrojos para un sólo zamora

Víctor Colchero e Isaac han jugado los 360 minutos disputados hasta la fecha y sólo han encajado un gol. El duelo entre ambos ya ha comenzado.

el 01 oct 2014 / 16:52 h.

porteros copiar Víctor Colchero, a la izquierda, e Isaac, a la derecha, ya luchan por el zamora. Foto: EDD Son los porteros de moda en Segunda Andaluza, Isaac y Colchero. Ambos ya han comenzado un duelo por ser el zamora de la categoría. Han jugado los 360 minutos que se han disputado hasta la fecha y sólo han encajado un gol. Y curiosamente, ambos lo recibieron en la segunda jornada. El primero de ellos, Isaac García García (29-08-1981), aterrizó este verano en el Cerro para ser uno de los líderes del vestuario que dirige Federico Martínez Gámez. Y lo está siendo. Exguardameta de Alcalá, Écija, San Roque de Lepe y Antoniano, el cancerbero fue seducido por el proyecto cerreño y por su vida familiar, que ya le impedía invertir cinco horas cada vez que iba a entrenar o jugar a Lebrija. Además, el cancerbero, pese a vivir en Alcalá de Guadaíra, está tan vinculado familiarmente al barrio del Cerro del Águila que ha bautizado a sus dos niñas allí. Este verano todos los equipos sevillanos de Tercera División lo llamaron, pero ninguno pudo convencerle. Víctor Manuel Colchero Silva (18-12-1985), conocido futbolísticamente como Colchero, cumple su segunda temporada en la AD Nervión. Llegó por solicitud del actual técnico blanquiazul, Antonio Rueda, y ha defendido las porterías del filial del Real Murcia, del Motril, de La Roda y del Mairena. Formado en los escalafones inferiores de Betis y Sevilla, Colchero también lució la elástica del Lora en Primera Andaluza en la 2012-13. Así, El Decano Deportivo se puso en contacto con ambos porteros para saber si estaban pendientes de la particular batalla que ya han comenzado por hacerse con el zamora de la categoría. Isaac, que ya logró este título honorífico en Tercera División con el Alcalá y el San Roque de Lepe, alabó el trabajo de todo sus compañeros en defensa como la clave de sus números: “Para ascender es fundamental ser el menos goleado. Está claro que mis números son el reflejo del trabajo de todos mis compañeros”. Mientras tanto, Colchero reconoció que no tiene este galardón moral en su palmarés. “Cuando más cerca estuve de lograrlo fue en el filial murciano, donde jugué 16 partidos y recibí 7 goles”, señaló el meta, que fue tentado por el San Juan y el Antoniano este verano. Asimismo, el cancerbero nervionense asume la responsabilidad del ascenso: “Ahora todavía es anecdótico, pero para subir a Primera Andaluza lo más importante es recibir pocos goles”. El duelo entre ambos está servido.

  • 1