Deportes

Dos cuentas de la lechera para el ascenso del Betis

Si repite lo que hizo en las nueve últimas jornadas de la primera vuelta o no cede ningún punto en casa, el Celta tendría que hacer un milagro para quitarle la plaza de ascenso.

el 11 abr 2011 / 21:13 h.

Salva Sevilla, Emana y Rubén Castro celebran un gol.
El ascenso parece ahora un sueño más cercano para el Betis tras su triunfo ante el Xerez, la derrota del Celta ante el Valladolid y los siete puntos que separan a unos y otros con sólo 27 en juego. El gran problema es que el equipo verdiblanco, y está comprobado históricamente, es capaz de estropear lo más sencillo, pero resulta innegable que el horizonte a falta de nueve jornadas para la meta parece demasiado bondadoso como para pensar que los béticos no celebrarán el ascenso a principios de junio. Al conjunto de Pepe Mel, para empezar, le quedan más partidos en casa (cinco) que fuera (cuatro). Y por otra parte le vale la referencia de la primera vuelta: si repite lo que hizo entonces, se antoja casi imposible que no suba. La teoría apunta bien, pero claro, sólo son cuentas de la lechera.

En las nueve últimas jornadas de la primera vuelta, el Betis sumó 17 puntos y fue el tercero de la categoría en ese tramo, tras Rayo (19) y Celta (21). Si los tres hiciesen lo mismo, huelga decir que ascenderían directamente el Betis y el Rayo. En aquellos dos meses, el equipo de Mel logró cinco victorias (cuatro consecutivas ante Numancia, Córdoba, Tenerife y Nástic más otra frente al Alcorcón), dos empates (Barça B y Huesca) y dos derrotas (Cartagena y Villarreal B). En total, 17 puntos de 27, una media no imposible de repetir y que dejaría al Betis con 80 puntos y forzaría al Celta a sumar 24 o 25 para superarlo. En otras palabras, debería ganar casi todo.

Ganar los quince puntos que aún debe dirimir en el Villamarín también equivaldría para el Betis a tres cuartas partes del ascenso. Sólo con esos puntos, sin contar los que logre de visitante, sumaría 78, con lo que obligaría al Celta a sumar 22 o 23 en sus nueve partidos, lo cual a su vez supondría que la escuadra de Paco Herrera mejorase lo que hizo en la primera vuelta, que ya fue espectacular (seis triunfos, tres empates y ninguna derrota). Y justo ahora que atraviesa su peor momento, con siete jornadas sin ganar y sólo dos puntos de 21 posibles. A todo esto, el Rayo Vallecano sigue siendo el conjunto más regular, ya que es el único que no ha cogido ningún bache: hasta ahora, lo peor que le ha ocurrido es estar tres jornadas sin ganar, y ni siquiera ha sufrido dos derrotas seguidas.

Razones sobran para que los béticos estén ilusionados, pero el Betis, y sus aficionados lo saben, es capaz de todo. La premisa clave en el vestuario, mientras tanto, es la prudencia y no mirar más allá del choque contra el Cartagena, como ya apuntó Mel en Chapín.

  • 1