Local

Dos detenidos por asaltar el edificio en el que vive Esperanza Aguirre

Los intrusos rompieron la puerta del bloque y entraron en el portal, donde les interceptaron los guardias civiles que custodian el inmueble.

el 19 oct 2011 / 18:01 h.

TAGS:

La presidenta de la Comunidad de Madrid, Esperanza Aguirre, ha presentado una denuncia en comisaría por "allanamiento de morada" después de que dos individuos hayan entrado en la finca urbana en la que tiene su residencia y ha criticado la "indefensión" de los ciudadanos en materia de seguridad. Según fuentes de la Jefatura Superior de Policía, hacia las 04:00 dos hombres han entrado en un edificio del centro de Madrid, en el que tiene su vivienda Aguirre y han sido interceptados en las zonas comunes por los agentes de la Guardia Civil que custodian la finca.

Aguirre ha dado cuenta del incidente este mediodía tras asistir a la presentación de la candidatura del PP en Madrid a las elecciones del 20N. "Deben de ser dos indignados de los que protege la delegada del Gobierno en Madrid", ha dicho Aguirre a los periodistas que cubrían el acto del PP. La Guardia Civil ha entregado a los dos hombres a la Policía Nacional, que los ha llevado a la Comisaría de Centro, acusados de una falta de daños, tras haber abierto la puerta de la finca de una patada. Tras ser identificados, los dos hombres han dejado la comisaría y la Policía ha trasladado las diligencias a la Justicia, para que proceda contra ambos.

Fuentes de la Jefatura han indicado que los dos individuos no han sido puestos en libertad dado que no habían sido detenidos formalmente, al no haber cometido delito, sino solo una falta de daños por abrir la puerta de la finca.

La presidenta madrileña ha informado de que ha puesto una denuncia en comisaría a título particular por allanamiento de morada y ha pedido la dimisión de la delegada del Gobierno, Dolores Carrión, por no haber interrogado a los detenidos. Ha añadido que si el incidente hubiera ocurrido en casa del candidato electoral socialista, Alfredo Pérez Rubalcaba, los dos individuos sí habrían sido interrogados.

No llevaban equipo para entrar en ninguna vivienda

Los dos intrusos que accedieron al interior del edificio en el que reside Aguirre lo hicieron a la carrera tras romper la puerta de una patada, aunque no llevaban objetos para facilitar la entrada en alguna vivienda. Así consta en el atestado cumplimentado a las 06:24 en la Comisaría de Centro de Madrid, poco más de dos horas después del incidente.

El documento relata que los agentes de la Guardia Civil que custodian el edificio en el que vive Aguirre, junto a otros vecinos, vieron desde su garita en el interior de la finca cómo dos hombres iban por la calle y, al llegar a la altura del portal, uno de ellos pega una patada a la puerta. Como consecuencia del impacto, la cerradura se rompió y el portal quedó abierto.

Los dos hombres acceden "a la carrera al interior del edificio" y, tras atravesar un patio común a toda la finca, se dirigen a una segunda puerta que da acceso a las escaleras que permiten llegar a las distintas viviendas. Es detrás de esa puerta donde está la garita de vigilancia de los guardia civiles, quienes ven todo el proceso gracias a las cámaras y salen a interceptar a los dos hombres. Estos, al ver a los agentes, intentan escapar hacia la puerta exterior, pero son "rápidamente interceptados", según el atestado.

Preguntan por sus intenciones a ambos, que se muestran nerviosos y "dan contestaciones vacilantes y poco coherentes", por lo que los guardias civiles, ante el hecho de que en la finca reside la presidenta de la Comunidad de Madrid, optan por llamar a la Policía Nacional. En la Comisaría de Centro los policías cachean a ambos intrusos y "tan sólo se les encuentran objetos personales, tales como sus documentaciones, sus teléfonos móviles y unas entradas para un partido de fútbol, así como una bufanda del Real Madrid que guardaban en una mochila".

Los agentes no hallaron en posesión de los dos hombres "ningún tipo de efecto, útiles o herramientas que pudieran facilitar el acceso a alguna de las viviendas". Los dos intrusos son A.H.A, nacido en 1979, y A.R.H, nacido en 1990, que carecen de antecedentes. Después de todas esas gestiones los funcionarios policiales concluyen que "no se aprecia indicio alguno de delito, sino tan sólo un hecho de menor entidad", según el atestado. Por eso ambos individuos son informados de que la Policía dará cuenta a la autoridad judicial y los dos abandonan la comisaría.

  • 1