sábado, 16 febrero 2019
10:09
, última actualización
Local

Dos detenidos por maltratar a los ancianos de la residencia que regentaban

Los internos estaban mal alimentados, no recibían los cuidados médicos necesarios y presentaban malas condiciones higiénicas.

el 09 jun 2010 / 09:22 h.

TAGS:

Las habitaciones de la residencia de ancianos presentaban un aspecto poco saludable.

La Guardia Civil ha detenido en Sevilla a dos personas por maltratar a los catorce ancianos de la residencia que regentaban, para la que no tenían autorización y en la que los internos estaban mal alimentados, no recibían los cuidados médicos necesarios y presentaban malas condiciones higiénicas.

Según ha informado hoy la Guardia Civil en un comunicado, las investigaciones comenzaron tras recibir una llamada anónima al teléfono de Atención a las Personas Mayores, dependiente de la Consejería de Igualdad y Bienestar Social, en la que se comunicaba que en una residencia ubicada en Carmona (Sevilla) supuestamente se estaban cometiendo abusos a los ancianos.

Al llegar a la residencia, los agentes de la Guardia Civil comprobaron que no estaban los residentes, por lo que sus primeras pesquisas se encaminaron a averiguar el paradero de los catorce ancianos que debían encontrarse en la misma.

Las investigaciones policiales permitieron localizar a los ancianos en un chalé ubicado en Sevilla, que funcionaba como una residencia ilegal, ya que carecía de cualquier tipo de autorización para dedicarse a esa actividad.

Según la Guardia Civil, los ancianos sufrían falta de cuidados higiénico-sanitarios, mala alimentación, sin ningún tipo de control de nutrición, tratamiento médico inadecuado con administración abusiva de fármacos, trato abusivo, ya que los atendían como si fueran como cosas y no como personas, y se hacía un control económico irregular de los residentes.

Tras comprobar que una anciana enferma residente podía estar siendo medicada sin ningún tipo de control sanitario, se solicitó una orden de registro que permitió comprobar las condiciones en las que se encontraba la residencia.

Por estos hechos, se detuvo a M.R.S., de 59 años, y su pareja sentimental, R.B.N., ambos residentes en Carmona, a los que se les imputa un supuesto delito de maltrato.

 

 

 

 

 

 

 

 

Uno de los residentes ha sido trasladado al Hospital Macarena, siete a la residencia de ancianos de Montequinto y seis a Heliopolis, ambas dependientes de la Junta de Andalucía.

Por su parte la consejera para la Igualdad y el Bienestar Social de la Junta de  Andalucía, Micaela Navarro, informó que ya habían sido  sancionados por la Administración en el pasado debido a su  implicación en un caso similar.

Según indicó Navarro en declaraciones a los periodistas en  Sevilla, "no es la primera vez" que los servicios de inspección de la  Junta de Andalucía intervienen a esta pareja, responsable en esta  ocasión de una residencia "ilegal" en Carmona, aunque sí es la  primera vez que se les detiene.

Tal y como afirmó, los implicados, M.R.S., de 59 años, y a su  pareja sentimental, R.B.N., ambos residentes en Carmona, ya habían  estado vinculados en el pasado a otras residencias "piratas", es  decir, que no cumplían con la legalidad exigida, las cuales  terminaron cerradas y con la apertura de un expediente administrativo  por parte de la Junta.

La consejera insistió en todo momento en que se trataba de una  residencia "totalmente ilegal", por lo que hizo un llamamiento a la  ciudadanía para que "antes de dejar a un familiar en alguna  residencia se cercioren de que posee acreditación de la Junta y que  cumple con los requisitos exigidos".

En este sentido, apuntó que la Fiscalía puede imputar algún tipo  de responsabilidad subsidiaria a los familiares de los residentes, ya  que, admitió, "es difícil que un padre denuncie a sus hijos por  desatención".


  • 1