Local

Dos detenidos por robar un vehículo perteneciente a una empresa de bebidas

La víctima bajó en un restaurante y como sólo pensaba estar en el interior unos instantes dejó el coche abierto y con las llaves puestas.

el 16 feb 2010 / 08:31 h.

TAGS:

La Guardia Civil del puesto de Los Palacios (Sevilla) ha detenido a dos personas, identificadas como J.A.G.V. y B.C.M., de 24 y 25 años respectivamente, vecinos de vecinos de Los Palacios, por supuestos delitos de hurto de uso de vehículo a motor, pues fueron sorprendidas tras robar un vehículo perteneciente a una conocida empresa de bebidas refrescantes.

Según informó en una nota el Instituto Armado, los hechos se iniciaron cuando la víctima, empleado de una conocida empresa de bebidas refrescantes, aparcó el coche de la empresa junto a un restaurante situado en el término municipal de Los Palacios, en el que tenía que dejar unas facturas.

Al ir a subirse al coche, la víctima se sorprendió al comprobar que el vehículo había desaparecido, dando cuenta del hecho a la Guardia Civil de Los Palacios. Según relató a los agentes, como sólo pensaba estar en el interior unos instantes dejó el coche abierto y con las llaves puestas.

Tras ello, una patrulla de la Guardia Civil que se encontraba circulando por las inmediaciones del lugar de los hechos se dirigió a la N-IV antigua, por si el vehículo se dirigiera a Dos Hermanas. Así, la patrulla observó un coche de similares características al sustraído -con el logotipo de la empresa- que, en ese momento, circulaba por el estacionamiento de una venta.

Los guardias civiles decidieron hacer un cambio de sentido, no sin antes alertar con señales luminosas y acústicas, y se dirigieron hacia la venta donde se encontraba el vehículo sospechoso. Al percatarse los ocupantes de la presencia de la patrulla, se apearon del coche, lo abandonaron y huyeron campo a través hacia la carretera N-IV, comenzando una persecución a pie. Uno de los agentes dio alcance a uno de los huidos, mientras que el otro consiguió huir a la carrera.

Las alertas luminosas y acústicas del coche patrulla fueron observadas por el alférez de la Guardia Civil de Los Palacios, que se encontraba en su día de descanso y, casualmente, pasaba de regreso desde Sevilla en su coche particular. Así, el agente decidió colaborar con sus compañeros y, aparcando su vehículo en el arcén, partió en persecución del supuesto delincuente. De esta forma, consiguió darle alcance.

  • 1