Local

Dos detenidos tras robar 3.000 euros y huir de la Guardia Civil

Agentes de la Guardia Civil de la comandancia de Sevilla han detenido en Utrera a dos personas como supuestos autores de un delito de robo con violencia e intimidación, producido en la localidad gaditana de Bornos, después de que, supuestamente, atracaran a dos personas y emprendieran la fuga.

el 15 sep 2009 / 09:25 h.

TAGS:

Agentes de la Guardia Civil de la comandancia de Sevilla han detenido en Utrera a dos personas como supuestos autores de un delito de robo con violencia e intimidación, producido en la localidad gaditana de Bornos, después de que, supuestamente, atracaran a dos personas y emprendieran la fuga.

Los ladrones hicieron creer a las víctimas, dos hermanos de dicho municipio, que querían venderles un coche. Los cacos responden a las iniciales F.J.M.P, de 32 años y vecino del pueblo sevillano de Morón de la Frontera; y I.N.A., de 25 años y ciudadano del mismo lugar.

Amenazados. En el vehículo que iba a ser protagonista de la venta, se subieron los dos hermanos y los supuestos vendedores para probar el funcionamiento del mismo. Según contaron las víctimas a la Benemérita, mientras circulaban por la carretera que une Bornos y Villamartín (A-384), en sentido a esta última localidad de la provincia de Cádiz, fueron amenazadas con un cuchillo de grandes dimensiones para que les entregaran unos 3.000 euros y huyeran del lugar.

Según la información facilitada por la Guardia Civil, los hechos se iniciaron cuando la central de la comandancia de Cádiz recibió una llamada indicando el robo con amenazas. Entonces, los agentes dieron aviso a sus patrullas y a la central de Sevilla, por si los sospechosos, que circulaban en un turismo marca Peugeot 407 de color negro, pudieran tomar esa dirección.

Los ladrones fueron localizados en la carretera A-371, que conecta los municipios de Villamartín y Las Cabezas de San Juan. Los efectivos que vigilaban la zona les dieron el alto, aunque los dos ocupantes del vehículo hicieron caso omiso a la orden de los guardias civiles y huyeron en dirección a la localidad sevillana de Montellano. Posteriormente, el vehículo quedó atascado en un camino vecinal, por lo que los supuestos atracadores siguieron la huída a pie.

ENTRE ARBUSTOS. Los agentes, que habían organizado un dispositivo con siete patrullas y un helicóptero, hallaron a los dos sospechosos escondidos en unos arbustos situados junto a un arroyo, en una zona muy abrupta y con gran cantidad de vegetación perteneciente al término municipal de Utrera. Además, los miembros de la Benemérita encontraron una bolsa de plástico enterrada con parte del dinero robado -2.800 euros-. Asimismo, en el registro del vehículo apareció un cuchillo de cocina de 33 centímetros y 385 euros más.

Los dos individuos, que encajaban con la descripción aportada por los denunciantes, fueron detenidos y trasladados a las dependencias de la Guardia Civil en Utrera.

  • 1