viernes, 19 abril 2019
18:46
, última actualización
Local

Dos empresarios detenidos por verter residuos al río Guadaíra

La Guardia Civil le ha echado el guante a dos empresarios que habían protagonizado dos vertidos en afluentes del Guadaíra. Los hechos tuvieron lugar en la madrugada del viernes en Morón de la Frontera, cuando una patrulla del Seprona detectó dos vertidos: uno procedente de una empresa aceitunera y otro que provenía de una explotación ganadera.

el 23 feb 2010 / 09:09 h.

TAGS:

El río Guadaíra ha sufrido varios vertidos en las últimas semanas.

El primer aviso fue en el arroyo Santiesteban, muy cercano a Morón de la Frontera, donde se había realizado un vertido. La espuma que aparece en el agua en estos casos delata el hecho. Los agentes realizaron una inspección minuciosa del arroyo al tener sospechas de que podía existir un vertido de una empresa aceitunera. Al final, localizaron entre unas rocas la salida del vertido, que se realizaba por una tubería y un motor que bombeaba los residuos desde una balsa al arroyo. Tras tomar varias muestras, se detuvo al presidente de la empresa por un supuesto delito contra el Medio Ambiente.

Tres horas más tarde, un intenso olor a purines alertó a los agentes de la posibilidad de otro vertido en el arroyo San Cristóbal, por lo que se inspeccionó el cauce del mismo. Los agentes llegaron hasta una explotación de cerdos, donde comprobaron cómo un sistema de bombeo de gran potencia instalado en una gran balsa de acumulación de purines, y a la que se ha ensamblado una tubería de 150 metros, estaba vertiendo un gran caudal de purines al arroyo San Cristóbal, que desemboca en el arroyo La Peste, afluente del Guadaíra. Por ello, se detuvo al responsable de la explotación ganadera por un delito contra los Recursos Naturales y el Medio Ambiente.

Según precisa la Guardia Civil, estas personas aprovecharon que los cauces del río iban con más cantidad de agua, por las fuertes lluvias de los últimos días, para que el residuo no se notara. Sin embargo, el vertido no desapareció. Los detenidos ya han pasado a disposición judicial.

Poco después de producirse los arrestos, el Ayuntamiento de Alcalá de Guadaíra anunció que se personará como acusación en las actuaciones que se abran en las diligencias incoadas por los vertidos que afectan al río Guadaíra. "La lucha para mantener el Guadaíra en condiciones para la vida es un trabajo de todos y continuo", explicó ayer la portavoz municipal, María José Borge, que consideró "imprescindible que todos, administraciones, empresarios y ciudadanos, tengan la concienciación de que los vertidos son un delito ecológico grave".

El Guadaíra es una prioridad para la ciudad a la que da nombre porque es en el único municipio ribereño en el que el cauce se hace urbano formando parte no sólo de su pasado, sino también de su presente como espacio verde para el deporte y el ocio.

  • 1