Local

Dos espeleólogos de Utrera anillan el primer ibis eremita que nace en libertad en décadas

El proyecto Eremita, que trabaja por recuperar una de las aves más amenazadas del planeta, el ibis eremita, ha contado con el trabajo de dos espeleólogos de Utrera, responsables de la localización y anillamiento de la primera cría de la especie que nace en libertad en el mundo tras décadas de espera.

el 16 sep 2009 / 07:16 h.

TAGS:

Hay quien dice que una persona puede encontrar a un vecino de Utrera en cualquier parte. Esto parece ocurrir también si se habla del proyecto Eremita, que trabaja por recuperar una de las aves más amenazadas del planeta. De hecho, un grupo de espeleólogos pertenecientes al club de Utrera Espeleoloclub Karst va a recordar bien el presente año, por haber formado parte de este programa de la Consejería de Medio Ambiente y el Zoobotánico de Jerez de la Frontera (Cádiz), con el asesoramiento de la Estación Biológica de Doñana (EBD) y el Grupo Internacional de Expertos en Ibis Eremita (Iagnbi), en colaboración con el Ministerio de Defensa.

La participación de los apasionados a la espeleología de Utrera en este proyecto consistió en instalar un par de cuerdas de 100 metros cada una en los acantilados de Barbate (Cádiz) situados en el parque natural de La Breña y descender por ellas para acceder a un nido del primer pollo de ibis eremita nacido en libertad que se anilla en el mundo y que se encontraba en una pequeña cueva. El año pasado nacieron dos ejemplares pero fue imposible anillarlos dada la dificultad del terreno. El nido se encontraba a 30 metros sobre el agua.

Miguel y Miki, dos de los miembros del club de Utrera, luchando contra los matorrales y las frágiles rocas de arenisca, accedieron hasta el nido del ibis eremita localizando un pollo de buen tamaño. Procedieron a pesarlo, anillarlo y extraerle una muestra de sangre. La importancia de este trabajo radica en que se trata del primer ejemplar de este ave nacido en libertad en la Península Ibérica después de 500 años que desapareciese la especie en estas latitudes. Este hecho supone un nuevo éxito del proyecto Eremita en la conservación de una de las aves más amenazadas del planeta, ya que en los últimos años se perdió el 96% de la población en todo el mundo y hasta la fecha nunca se había conseguido que ejemplares de esta especie nacidos en cautividad se aclimatasen a la libertad e iniciasen las pautas de reproducción.

La pareja actual de ibis eremita está formada por el mismo macho que el pasado año marcó un hito en la conservación de esta especie al nidificar en libertad después de cinco siglos. Por su parte, la única cría que sobrevivió de la nidada anterior, bautizada con el nombre de Trafalgar por el equipo técnico de Medio Ambiente, se asentó en el litoral de la Janda integrándose en el grupo formado por el resto de ibis eremitas liberados por el proyecto en anteriores temporadas.

El parque natural de La Breña cuenta en la actualidad con un grupo formado por una treintena de ibis eremita que, tras su liberación experimental, se asentaron en la Sierra del Retín. Hay que sumarles a estos ejemplares otros cuatro pájaros que se habían desplazado desde su lugar habitual de residencia en Barbate hasta los campos de golf de Portugal, donde se encuentran campeando actualmente.

  • 1