Local

Dos fallecidos y once infectados por un brote de legionela en la Macarena

El delegado de Salud no descarta «categóricamente» que puedan aparecer más casos de una infección detectada a mediados de mes

el 21 sep 2009 / 21:35 h.

TAGS:

Dos personas, dos hombres de 78 y 69 años, fallecieron este fin de semana como consecuencia de un brote de legionela detectado en Sevilla y que ha infectado a otras 11 personas. Por ahora se han cerrado dos torres de refrigeración en mal estado. Todos los enfermos son vecinos de la Macarena, donde está el foco.

Los afectados residen en el distrito Macarena, pero poco más se sabe de ellos. Según el delegado provincial de la Consejería de Salud, Francisco Javier Cuberta, las once personas ingresadas en el hospital Virgen Macarena -nueve varones y dos mujeres- evolucionan "bien", si bien algunos están graves. "En 48 horas no se han registrado más casos, lo que quiere decir que no hubo más contactos, pero no se puede decir categóricamente que no habrá más infectados", apostilló ayer el delegado, quien aclaró que la bacteria puede estar latente un máximo de siete días.

Por ahora, lo que sí se sabe con certeza es que es un brote de legionelosis comunitaria (no se generó en un hospital) y que la Delegación de Salud sigue investigando. El foco, pues, puede estar en un edificio de oficinas, un hotel o un bloque de viviendas con la climatización centralizada de la zona de la Macarena. Por allí pasaron las trece personas infectadas.

Los técnicos de la Delegación de Salud y el Distrito Sanitario de Sevilla han identificado todas las instalaciones de riesgo en la zona para comprobar su estado y han tomado muestras ambientales que están siendo analizadas en el Laboratorio de Salud Pública. Como resultado de este trabajo, se han cerrado dos torres de refrigeración que se encontraban en mal estado. De hecho, se ha detectado la bacteria de la legionela en ellas. Sin embargo, hasta que el laboratorio no confirme, dentro de quince días, que la cepa de la bacteria hallada en el edificio es la misma que la que ha producido la enfermedad no se podrá decir con certeza que ése es el foco. Hasta entonces no se dirá dónde está el origen de la infección.

"Presumiblemente ese puede ser el foco. Entendemos que no hay otro riesgo", mantuvo el delegado de Salud, quien sostuvo que no podía desvelar en qué edificio está el foco contaminante porque si no se confirma la hipótesis de los técnicos se generaría un perjuicio a terceros. "Permítanme discreción", insistió ante las preguntas de los periodistas.

Sí admitió que el mantenimiento de estos aires acondicionados clausurados fue "malo": "Muestran un control inadecuado". Por ese motivo se han paralizado "cautelarmente". Con todo, según el delegado, no será necesario cerrar ningún edificio. Desde al área de Salud del Ayuntamiento, informaron a esta redacción que tras las inspecciones realizadas se encontraron dos torres de refrigeración privadas ya "dadas de baja".

Todos los pacientes han sido ingresados en el Hospital Universitario Virgen Macarena, dado que residen en su área de influencia. Ocho personas ya se encuentran en planta y tres más están ingresados en la Unidad de Cuidados Intensivos. Dos de ellos muestran un pronóstico estable dentro de la gravedad y un tercero está grave.

Aunque hasta ayer no se informó del brote, el primero de los casos se notificó a través de la red de alerta sanitaria el pasado 16 de septiembre y, hasta la fecha, se han detectado a trece personas infectadas, todas con edades entre los 49 y los 75 años de edad.

De las trece, dos personas -dos hombres de 78 y 69 años- fallecieron este fin de semana. Según la Delegación de Salud, se trataba de pacientes "frágiles", con enfermedades previas de tipo respiratorio, lo que ha complicado esta infección que se muestra como una neumonía. El brote ha sido "grave" porque algunos de los afectados padecían ya problemas respiratorios, según el delegado.

El pasado día 16 se alertó a los centros de salud y al hospital Virgen Macarena para que identificaran a los pacientes que pudieran acudir a las consultas con síntomas compatibles.

Según Cuberta, si hay "negligencia" la Junta informará al fiscal para iniciar un proceso por la vía penal contra los dueños de las torres de refrigeración con legionela, que también se tendrán que enfrentar a una posible sanción administrativa por el perjuicio causado a la población.

La legionelosis es un tipo de neumonía causada por bacterias (con las que convivimos habitualmente) que generalmente se adquiere por respirar vapor de agua que contiene un exceso de dichas bacterias y que puede provenir de bañeras, duchas calientes o de unidades de aire acondicionado en edificios grandes.

Se trata de una enfermedad que evoluciona favorablemente con tratamiento antibiótico, salvo en caso de pacientes frágiles, con un sistema inmunitario deprimido, donde puede complicarse con las patologías previas y provocar el fallecimiento.

La Delegación de Salud se reunió ayer de nuevo con técnicos de la Delegación municipal de Salud, dado que es competencia municipal el censo y control de las torres de refrigeración, que se revisarán junto con otras zonas de uso público como parques y jardines, fuentes públicas y lavaderos de coches.

Francisco Javier Cuberta afirmó que ya hace entre cinco y siete años se detectó otro brote de legionelosis en la ciudad de Sevilla, pero fue "pequeño". A su juicio, lo más laborioso fue identificar el foco de la infección, puesto que en aquella ocasión no había torres de refrigeración en la zona común a los enfermos. Entonces tampoco fue una legionelosis hospitalaria.

Todos los años, los hospitales se someten a un plan intensivo en riesgos microbiológicos para garantizar la ausencia de virus o bacterias, como la legionela. La red de agua se somete a una exhaustiva revisión.

  • 1