Un policía reduce de un disparo al autor de un apuñalamiento en Cantillana

Dos vecinos de Cantillana, de 27 y de 57 años, permanecen ingresados en el hospital Virgen Macarena después de que se produjera en la noche de ayer una riña en un bar de la avenida de Andalucía.

el 29 abr 2013 / 12:45 h.

Dos varones, uno de 28 y otro de 57 años, permanecían ingresados en el hospital Virgen Macarena después de que el primero apuñalase al segundo en el entorno de un bar de la avenida de Andalucía de Cantillana y la Policía redujese al presunto agresor de un disparo en la pierna. Así, el hombre de 57 años resultó herido por arma blanca y el joven de 28 años, su presunto atacante, herido por un impacto de bala en una pierna. María Ángeles García (PSOE), alcaldesa del municipio, confirmó a Europa Press que fue un agente de la Policía Local el que disparó contra el joven herido, pero puso de relieve que este agente disparó primero al aire y que abrió fuego contra el joven al percatarse de que éste, tras haber apuñalado al varón de 57 años involucrado en los hechos, “estaba cargando” una pistola para “rematar” a balazos a su víctima. Fuentes del servicio de emergencias 112 explicaron ayer que los hechos ocurrieron en torno a las las 22.40 horas del pasado domingo en la avenida de Andalucía, cuando recibieron la llamada de varios testigos de una pelea en la que resultaron resultado heridos dos varones de 28 y 57 años. El primero de ellos por impacto de bala en una pierna y el segundo por heridas de arma blanca. Pues bien, la alcaldesa de Cantillana precisó que fue el joven de 28 años quien habría apuñalado al varón de 57 años por causas que no han trascendido. Y confirmó que fue un agente de la Policía Local el que efectuó el disparo que hirió al joven en una pierna. Según la regidora, los agentes fueron movilizados al tener constancia de la agresión que se perpetraba en la avenida de Andalucía y cuando llegaron hasta el lugar observaron cómo el joven apuñalaba al hombre de 57 años. Uno de los agentes, según su relato, “disparó al aire” para intentar detener la agresión, pero lejos de arredrarse, el joven habría desenfundado “una pistola”, introduciendo el cargador en la culata, con ánimo de “rematar” a la víctima. Dadas las circunstancias, según la alcaldesa, el agente disparó contra el joven, alcanzándole en una pierna, para “frenar” una fase de la agresión que podría haber sido definitiva para la víctima. “La rápida intervención de los agentes ha evitado que esto haya acabado con consecuencias más graves”, aseveró para respaldar la actuación de la Policía Local. Según esgrimió, el varón de 57 años podría estar ahora muerto de no ser por la intervención de los agentes. La alcaldesa visitó ayer en el hospital a los heridos. “Los dos están fuera de peligro”, indicó.

  • 1