miércoles, 16 enero 2019
01:54
, última actualización
Local

Dos Hermanas flexibiliza las licencias a bares y comercios

El Consistorio afirma que se reducirán las trabas, como plantea la UE, pero que habrá controles

el 01 nov 2011 / 20:22 h.

TAGS:

En el último pleno del Ayuntamiento de Dos Hermanas tuvo lugar la aprobación inicial de la ordenanza municipal de Inicio de Actividades Económicas con la que la normativa local se adapta a la europea y a la posterior legislación nacional y autonómica, ambas aprobadas en 2009.


La razón de que hasta ahora no se haya desarrollado la ordenanza en las administraciones locales se debe a que hasta el pasado verano no ha salido la norma andaluza por la que se indica que no es necesaria la licencia previa para negocios recreativos (bares, discotecas, pubs...). Pero cada ayuntamiento ha adaptado la normativa atendiendo a la ley y a su normativa anterior. En el caso de Dos Hermanas, como en el resto de municipios, los interesados en iniciar una actividad sólo tienen que enviar al Ayuntamiento una comunicación previa y como anexo la declaración responsable, en la que afirman que cumple con toda la normativa para ejercer la actividad y comunica que va a ejercerla. Desde ese momento puede comenzar a trabajar.


Lo que sí sigue existiendo es la necesidad solicitar de licencia de obra o de adaptación del local en el caso, por ejemplo, "que una discoteca empiece en un solar desde cero o quiera adaptar el espacio a una nueva actividad", explica la concejal de Ordenación del Territorio, Ana Conde.


En Dos Hermanas, las actividades que requieren procedimientos de protección medioambiental (ruidos, emisiones...) tienen que estar sujetas a que el edificio cumpla los parámetros para esa actividad, ya sea en la construcción o que venga de un negocio de iguales características anterior. Sólo en este caso, y si el local ya cumplía la norma establecida, el interesado podría abrir el negocio aportando sólo la comunicación previa y la declaración de responsabilidad.


El mecanismo de la comunicación previa tendrá que ser aportada en aquellos locales donde no hagan falta obras ni requiera trámites especiales de control ambiental, y será entonces a posteriori cuando se controlarán para ver que el local cumple con lo manifestado por el interesado, explicaron técnicos de la concejalía. En la mayoría de los casos no debe haber ningún problema con lo que se agilizará considerablemente la apertura de nuevos comercios en momentos como los actuales en los que proliferan los locales vacíos.


Estas facilidades para la puesta en marcha de un negocio no significa que se pueda abrir una discoteca o un taller de carpintería metálica, por poner solo dos ejemplos, en cualquier punto de la ciudad. Deberán, como es lógico, cumplir con la normativa vigente en cuanto a la instalación de determinados negocios lejos de las viviendas y/o con las preceptivas medidas antiruidos.


Desde la concejalía destacan el cambio en la actividad y en la mentalidad que va a suponer para los trabajadores. El volumen de licencias va a disminuir considerablemente pero, al mismo tiempo, va a cambiar las fórmulas de control de los negocios. No se trata ya de recabar documentación y trámites con la urgencia del interesado en abrir su negocio sino que ahora ya está abierto y se tendrán que encargar de comprobar si cumple con lo aportado en la declaración de responsabilidad y de si cumplen con la normativa vigente, sea cual sea la ocupación.


Desde el Consistorio señalaron que en la ordenanza local no se ha previsto un régimen sancionador distinto a los ya existentes en materia de consumo, sanidad o cualquier otra materia. No se trata de duplicar sanciones. Lo que sí prevé la normativa es en el caso de incumplimiento suspender la actividad, siempre que no sea por la falta de un simple papel que se esté tramitando en ese momento. No se trata de ir cerrando negocios así porque sí, señalaron las mismas fuentes.


La ordenanza nazarena está previsto que entre en vigor dentro de tres o cuatro meses. "Ahora se ha aprobado inicialmente, tras publicarse en los boletines oficiales estará un mes en exposición pública y se pueden presentar alegaciones, y el texto definitivo se tendrá que aprobar entonces", apuntaba Conde, quien destacó que, ahora, el plazo medio para conceder una licencia básica que no necesita proyecto está en los 15 a 20 días.

  • 1