Deportes

Dos históricos y un destino

El Betis va a Zaragoza con el objetivo de dar un golpe de autoridad en la lucha por el ascenso y dejar a un rival directo a cuatro puntos.

el 16 nov 2014 / 12:17 h.

SantaJusta_Betis_IF Adán y sus compañeros bajan la escalera de una de las vías de Santa Justa antes de partir hacia Zaragoza. Foto: Inma Flores. Zaragoza y Betis, dos históricos del fútbol español, se ven las caras en Segunda División en una cita clave para dos equipos que tienen un mismo destino: regresar a Primera División. Los maños y los verdiblancos han llevado en los últimos años trayectorias similares, con el descenso a la Liga Adelante, la entrada en concurso de acreedores y el empobrecimiento de sus respectivas plantillas, y ahora tienen la necesidad imperiosa de volver a la máxima categoría y recuperar el protagonismo que siempre tuvieron. De ahí la importancia del encuentro para un Betis que intentará refrendar en La Romareda esa supuesta mejoría que sólo algunos ven, dejar a cuatro puntos a un rival directo como es el Zaragoza y dar un golpe de autoridad para despejar las dudas que siguen existiendo. Y no hay excusas. Así lo dijo Velázquez en la rueda de prensa del pasado viernes al ser cuestionado por las numerosas bajas que tiene, pues la cita de esta tarde servirá para ver el fondo de armario de un Betis que salió victorioso en las últimas cuatro visitas al feudo zaragocista. En cuanto al posible once, el preparador de los verdiblancos ha ensayado durante la semana, en los entrenamientos a puerta cerrada, un posible cambio de sistema, debido a las ausencias de Álex Martínez, Dani Ceballos y N’Diaye. Así, no es de extrañar que el cuadro verdiblanco juegue hoy con tres centrales y dos carrileros, con el objetivo de dotar de más empaque y equilibrio al equipo, una de las obsesiones de Velázquez, aunque no sólo ha trabajado esta opción. Los verdiblancos tendrán delante a un Zaragoza que después de dos jornadas siendo derrotados (2-3 ante el Tenerife y 3-1 frente al Sporting) desea volver a la senda de la victoria con un triunfo que reforzaría su moral. Para ello, Víctor Muñoz podrá contar con el lateral Fernández, al que el Comité de Apelación le ha quitado la tarjeta roja directa que vio en el partido de la pasada jornada; y el exbético Mario, que tras perderse los dos últimos partidos por lesión ocupará el puesto de Vallejo, quien está en Grecia con la selección española sub 19. Así, el once del equipo maño será el de gala, destacando el potencial de jugadores como el extremo derecho Javi Álamo y, sobre todo, el delantero Borja Bastón, que vivirá un gran duelo con Rubén Castro. El Betis tendrá que hacerse fuerte en el centro del campo y en defensa, y aprovechar el gran momento del  punta canario si quiere sacar un resultado positivo ante un cuadro aragonés que, a pesar de hacer el equipo cuando apenas faltaban 25 días para el inicio de la competición, lucha con mucho mérito por jugar el play off al final de la temporada. Por eso, si el Betis es capaz de sumar los tres puntos le endosará un duro golpe a su rival, además de ganar otra semana de tranquilidad para bien de Julio Velázquez, que sigue transmitiendo un mensaje que no llega a una afición expectante por saber qué saldrá esta tarde, cara o cruz. ¿Por qué? Porque los heliopolitanos no son fiables.

  • 1