Local

Dos jóvenes denuncian ante la Policía Local las lesiones sufridas en una atracción de Isla Mágica

Dos jóvenes aseguran que una de las atracciones del parque frenó  "inesperadamente" provocándoles lesiones en el cuello.

el 30 jul 2010 / 12:07 h.

TAGS:

Dos jóvenes de 21 y 22 años de edad, naturales de las localidades  sevillanas de Los Palacios y Villafranca y de Utrera, han interpuesto  una denuncia ante la Policía Local de Sevilla por las lesiones  sufridas este pasado domingo en una atracción de Isla Mágica  denominada 'El Desafío', en la cual se produjo una frenada  "inesperada y brusca" que provocó a las denunciantes dolores  cervicales --por los que llevan un collarín-- y, a una de ellas,  dolores en el brazo izquierdo.  

En la denuncia, a la que ha tenido acceso Europa Press, las  denunciantes relatan que sobre las 16,30 horas del pasado día 25 de  julio se encontraban en el interior del recinto de Isla Mágica  haciendo uso de la atracción 'El Desafío', que consiste en unos  asientos dispuestos en forma circular que se elevan lentamente en  vertical hasta una altura aproximada de 70 metros, para luego caer en  caída libre simulada, toda vez que se produce una frenada suave al  final.  

Ambas aseguran que el aparato realizó una primera caída "de forma  normal y sin mayor consecuencia" que la propia de la atracción, pero  en la segunda ocasión en que volvió a realizar la misma caída se  produjo una frenada "inesperada y brusca, prácticamente inmediata",  que las dejó a la mitad del recorrido, "quedando la actividad  detenida en esa posición durante unos diez o 15 minutos". Además,  aseveran que, mientras estaban montadas, y antes de que se produjeran  los hechos, observaron que el operario de la atracción "mantenía una  conversación telefónica a la vez que operaba con la máquina".  

Tras ello, ponen de manifiesto que, finalmente, "se produjo una  bajada lenta hasta llegar al suelo, resultando ambas con dolor en el  cuello, en la zona cervical", mientras que una de ellas también  resultó con dolor en el brazo izquierdo "por un golpe con alguno de  los mecanismos", añadiendo que estas lesiones le produjeron mareos,  permaneciendo ambas tumbadas durante 30 minutos hasta que se  personaron en el lugar las asistencias del propio recinto.  

TRASLADO A URGENCIAS DEL MACARENA

Así, indican que estas asistencias "les pusieron unas inyecciones"  y, a continuación, les dieron traslado a Urgencias del Hospital  Virgen Macarena, donde fueron asistidas, al tiempo que aseveran que,  a la llegada de la facultativa que las atendió en el lugar de los  hechos, ésta "se manifestó de forma irónica, dejando entrever con sus  palabras una posible simulación tanto de ellas como de otra amiga que  resultó mareada".

De igual modo, explican que, junto a ellas dos y a la amiga que  resultó mareada, iban otros tres jóvenes varones "que también  resultaron con dolor cervical y mareos, y a los que trataban de forma  inadecuada diciéndoles que eran hombres y fuertes y que se les  pasaría, minimizando lo ocurrido", agregando que el personal del  parque "instó a estos tres jóvenes y a la amiga a que se quedaran en  las instalaciones y no fueran a asistirse, lo que finalmente sí  hicieron en el mismo centro hospitalario".  

Por último, explican que en el centro hospitalario se les requirió  los datos del seguro de las instalaciones de Isla Mágica, lo que  motivó que ambas volvieran al parque y contactaran con un empleado  "llamado 'Tono'", al que requirieron datos de la compañía de seguros,  "no facilitando esta persona dato alguno aduciendo que no tenía  obligación de aportarlo, pero a cambio les facilitó la tarjeta de  visita y les invitó a visitar el parque de manera gratuita cuando  quisieran".  

  • 1