lunes, 25 marzo 2019
19:33
, última actualización
Local

Dos muertos en una pelea en una discoteca de Madrid

Alejandro Muñoz, de 24 años, sobrino de los Rojas Marcos, es una de las dos víctimas mortales del tiroteo ocurrido en la noche del domingo al lunes en la discoteca Heaven de Madrid. El chico trabajaba como relaciones públicas del local. Foto: EFE

el 15 sep 2009 / 21:03 h.

TAGS:

Alejandro Muñoz, de 24 años, sobrino de los Rojas Marcos, es una de las dos víctimas mortales del tiroteo ocurrido en la noche del domingo al lunes en la discoteca Heaven de Madrid. El chico trabajaba como relaciones públicas del local y recibió un disparo en el costado mientras perseguía al hombre que minutos antes había matado al portero del bar.

La familia del ex alcalde de Sevilla Alejandro Rojas Marcos y de su hermano Luis, profesor de Psiquiatría de la Universidad de Nueva York, sufrió ayer un duro golpe con la muerte de su sobrino segundo, Alejandro Muñoz Rojas Marcos, un joven de 24 años, relaciones públicas de la discoteca Heaven Palace, uno de los locales de moda en Madrid. Los familiares sevillanos del fallecido se trasladaron ayer de urgencia a la capital española para arropar a los padres del joven.

El chico es hijo de Pilar Rojas Marcos Pereda, prima del político andalucista, y de un reconocido médico madrileño, y se encontraba trabajando en el local cuando Carlos H.M., un español de 36 años, se presentó en su puerta hacia las tres de la mañana de ayer y descerrajaba un balazo en el cuello, a quemarropa, a Catalin Estefan Cración, rumano de 31 años que ejercía como portero de la discoteca. Según informaron ayer fuentes de la Policía Nacional, el supuesto autor de los disparos salió huyendo del lugar del crimen, situado en la calle Priora, en la capital de España, y continuó disparando en su carrera para tratar de abrirse paso por la calle Arenal, muy próxima a la Puerta del Sol y muy concurrida a esas horas por albergar numerosos bares.

El joven Rojas Marcos salió tras él, intentando darle alcance, pero a la altura de la calle Hileras el supuesto agresor se giró y le disparó en el costado derecho, una herida que hizo que Alejandro sufriese una notable pérdida de sangre. Varios testigos presenciales aseguran que el Samur, el servicio de emergencias de la Comunidad de Madrid, llegó con cierta tardanza; los sanitarios se hicieron cargo del chico y lo trasladaron al hospital Gregorio Marañón, donde falleció hacia las ocho de la mañana mientras estaba siendo sometido a una operación quirúrgica. Se prevé que hoy su cuerpo abandone el Instituto Anatómico Forense y pueda ser enterrado.

La Policía confirmó que el relaciones públicas llevaba pocos meses vinculado a Heaven y que carecía de antecedentes penales, no así su compañero, el portero rumano, investigado por secuestro, y el supuesto asesino, con antecedentes por tenencia de ar- mas, amenazas, lesiones y robo con fuerza. Este hombre fue finalmente detenido por la unidad de los Centauros en Arenal, donde disparó a Alejandro, y con el arma usada en el tiroteo en la mano. Se encontraba herido -no ha trascendido si por arma de fuego- y fue atendido por el Samur. Otras cinco personas resultaron heridas: un hombre está grave con dos tiros en la espalda y un joven ingresó en observación por un golpe en la cabeza al intentar esquivar las balas.

La Policía Nacional aseguró que el tiroteo se debió a una discusión entre los clanes que intentan controlar la seguridad de los locales de ocio de Madrid, informó Efe. El sobrino de los Rojas Marcos no estaría implicado en dicha trama, pero sí el portero, ya que hay tres principales clanes enfrentados, uno compuesto por rumanos, otro ecuatorianos y otro españoles.

  • 1