lunes, 19 noviembre 2018
05:17
, última actualización
Local

Dos mujeres son agredidas por sus parejas en la Macarena en nueve horas

Los dos agresores están detenidos por la Policía Local y una de las víctimas está hospitalizada.

el 20 feb 2012 / 21:15 h.

TAGS:

Con un intervalo de menos de diez horas dos mujeres han sido agredidas por sus parejas en la Macarena, en concreto en la zona Norte y en dos calles muy cercanas. Las dos sufrieron heridas provocadas por armas blancas, lo que ha hecho que una de ellas haya tenido que ser hospitalizada al ser apuñalada. Los dos agresores fueron detenidos por la Policía Local, localizando a ambos en el lugar de los hechos.

La primera de las agresiones ocurrió en la medianoche del lunes en la barriada de San Lázaro, donde el agresor supuestamente había encerrado durante dos días a su pareja. La mujer, de nacionalidad rumana y de 35 años, llevaba seis meses conviviendo con su pareja, español y de 46 años, en un piso de la calle Gaspar de Alvear. Fuentes de la Policía Local explicaron que la mujer venía sufriendo malos tratos durante este tiempo, por lo que decidió dejar a su pareja. Cuando se lo planteó, el ahora detenido la encerró en la vivienda, manipulando la cerradura, según explicó ella misma a los agentes que la auxiliaron.

En esta situación, estuvo dos días, en los que según el relato ofrecido por la víctima a la Policía Local no le permitió ni comer. La noche del lunes la pareja tuvo una fuerte discusión, en la que durante la misma el hombre llegó a agredir a la mujer con un cúter causándole heridas en los brazos. La chica aprovechó un momento de descuido del agresor para poder huir del piso, del que salió corriendo seguida de su pareja. Los dos llegaron hasta la Glorieta de San Lázaro, en la SE-30 y próxima al cementerio, donde fueron vistos por varios ciudadanos que alertaron a la Policía Local que había una pareja discutiendo y que ella estaba herida. Una patrulla de la Policía Local se dirigió al lugar, encontrándose tanto a la chica, que intentaba taponarse las heridas, como al agresor, que fue rápidamente detenido.

Los agentes le han imputado un delito de malos tratos en el ámbito familiar y también otro de detención ilegal, destacando las mismas fuentes, que al agresor le constan otras detenciones anteriores, siendo la última por un robo con fuerza. La mujer no había denunciado nunca.

La segunda agresión se produjo tan sólo nueve horas y media después en la calle Playa de Mazagón, a la altura del número 5. Allí, el agresor ha abordado a su mujer, de la que está separado, sobre las 9.30 horas con un cuchillo de 15 centímetros con el que le ha dado varias puñaladas, después de tirarla al suelo y golpearla. Afortunadamente, el cuchillo "se rompió", según fuentes de la Policía Local, que creen que de no haber sido así la vida de la mujer se hubiera visto en peligro.

La víctima trabaja como cuidadora en una vivienda de la citada calle. Su marido la había estado acosando con llamadas a su lugar de trabajo tras localizarla, hasta que ayer decidió ir a por ella, que en ese momento iba a hacer unas compras. El hombre, de 53 años y de origen marroquí, le asestó un fuerte golpe en la espalda a su mujer, con la que tiene dos hijos de 13 y 15 años, tirándola al suelo, según relató ella misma a los agentes. Ya en el suelo, le asestó varios golpes y puñaladas hasta que la hoja del cuchillo se rompió, lo que provocó diversos cortes en la cara y un pinchazo en el cuello.

Los vecinos alertaron a la Policía Local, que cuando llegó encontró todavía al agresor en el lugar de los hechos, arrestándolo por un delito de malos tratos en el ámbito familiar; mientras que la mujer, también marroquí, fue trasladada al hospital Virgen Macarena. Al agresor no le consta antecedentes ni tampoco había sido denunciado. Según la mujer, no la había hecho por "desconocimiento".

  • 1