Local

Dos nuevos testigos confirman las orgías de Berlusconi en su villa de Arcore

Fueron invitadas por un periodista que les ofreció un contrato "de 5.000 euros a la semana" para trabajar como presentadoras en la televisión.

el 13 abr 2011 / 09:40 h.

TAGS:

Silvio Berlusconi.

Dos jóvenes, Chiara Danese y Ambra Battilana han presentado ante la Fiscalía de Milán una descripción directa y explícita de las supuestas orgías que el primer ministro italiano, Silvio Berlusconi, celebra en su villa de Arcore, en la región de Lombardía.

Según sus testimonios, ambas participaron, la noche del 22 de agosto del pasado año, en una fiesta en la villa de Arcore cuando tan sólo tenían 18 años y afirman que fueron invitadas por el periodista Emilio Fede, otro de los implicados en el 'caso Ruby', el proceso interpuesto contra Berlusconi por prostitución de menores y abuso de poder, en relación con Kharima 'Ruby' El Mahroug, con quien supuestamente mantuvo relaciones sexuales cuando era menor de edad.

Este proceso ha sacado a la luz los testimonios de varias jóvenes sobre las fiestas en la villa de Arcore del mandatario, aunque la gran mayoría de las chicas, un total de 43 jóvenes que serán testigos en el proceso, han afirmado que se trataba tan sólo de cenas "normales y elegantes", como asegura Berlusconi.

Sin embargo, la versión que han presentado Chiara Danese y Ambra Battilana, a la que ha tenido acceso el diario 'La Repubblica ', es completamente distinta. Según su testimonio, fueron invitadas a casa de Berlusconi por el periodista Emilio Fede, quien les ofreció un contrato "de 5.000 euros a la semana" para trabajar como presentadoras de la previsión meteorológica en los telediarios de Canale5.

En la descripción que han presentado a la Fiscalía, ambas sostienen que estas cenas eran "de otra naturaleza" y que, después de una cena, en la que Berlusconi "hacía bromas subidas de tono", el mandatario se dirigió a la famosa discoteca situada en la parte de abajo de la casa de Arcore y las jóvenes "empezaron a bailar de forma muy vulgar", vestidas "con trajes de enfermeras muy cortos", lo que Berlusconi llamaba el 'bunga-bunga'.

Las dos chicas quedaron "perplejas" ante esta situación y han explicado a la Fiscalía que dijeron a Fede que querían irse. No obstante, el periodista les aseguró "que si querían irse, se fueran, pero que no pensaran que podían ser mujeres del tiempo o Miss Italia".

Esta es la primera vez que son las propias chicas las que se presentan ante la magistratura para contar lo que sucedía en Arcore. Según el testimonio de ambas, han acudido ante la Fiscalía siguiendo el consejo de su abogada, Patrizia Bugnano, quien es también diputada del partido de la oposición Italia de los Valores.

  • 1