Deportes

Dos récords por valor de uno

El Sevilla de Jiménez y Andrés Palop tienen otro récord al alcance de la mano, en este caso de imbatibilidad. Si en el próximo partido ante el Almería el equipo nervionense no recibe goles, tanto el técnico del Arahal como el meta valenciano habrán logrado un hito inédito en la historia del club. Foto: Gregorio Barrera.

el 15 sep 2009 / 16:28 h.

El Sevilla de Jiménez y Andrés Palop tienen otro récord al alcance de la mano, en este caso de imbatibilidad. Si en el próximo partido ante el Almería el equipo nervionense no recibe goles, tanto el técnico del Arahal como el meta valenciano habrán logrado un hito inédito en la historia del club.

Un hito que no es otro que acumular cinco partidos consecutivos con la portería a cero. Hasta el momento nadie lo ha hecho en los casi 103 años de historia de la entidad en la Liga. Por ahora, tanto el Sevilla como Palop ya han logrado igualar el registro vigente, de cuatro partidos imbatido, que además de la presente temporada se ha logrado en otras seis. La última vez que se igualó ese registro, de hecho, fue al final de la pasada Liga, con los mismos protagonistas, tras mantener el equipo del técnico sevillista la portería a cero ante el Murcia (0-0), el Valladolid (2-0), el Racing de Santander (0-3) y el Betis (0-2). Pero a la quinta, como ha ocurrido siempre, llegó el gol que paralizó el récord, en este caso fue de Aduriz, de penalti y en el primer minuto de juego, en la última jornada (Sevilla-Athletic, 4-1).

También mantuvieron cuatro partidos su portería a cero Antonio Notario (campaña 2002/03, de las jornadas 23ª a la 26ª) Juan Carlos Unzué (de la 5ª a la 8ª en la 1990/91), Paco Buyo, en dos ocasiones (de la 4ª a la 7ª en la 1985/86 y de la 1ª a la 4ª en la 1984/85), y el mítico Paco (de la jornada 12ª a la 15ª en la temporada 1976/77). Pero todos ellos, grandes porteros de la historia blanquirroja, se quedaron con la miel en los labios y no pudieron evitar encajar algún gol en ese quinto encuentro fatídico, el que se le presenta en la próxima jornada a Andrés Palop en el estadio de los Juegos Mediterráneos.

Si el cancerbero no recibe ningún tanto ante el Almería batirá el registro de partidos imbatido, pero si no fuera así, también tiene, en cualquier caso, a mano el récord sevillista de minutos sin recibir un gol en la Liga.

En este sentido sí que hay un único portero que puede presumir. Paco Buyo, que además ostenta las dos mejores cifras de minutos imbatido en la historia del Sevilla. El récord lo marcó con los 441 minutos de la temporada 1985/86. En el minuto 37 del tercer partido de Liga, ante el Athletic, encajó un tanto. No volvió a recibir otro hasta el minuto 28 de la octava jornada. Lo curioso de todo ello, es que tanto aquel gol en el encuentro ante los vascos (3-1), como el primero del Valladolid en la octava jornada de Liga fueron anotados por propios compañeros y en propia meta. Ante el Athletic marcó Nimo y ante los pucelanos (2-0) el actual entrenador nervionense, Jiménez, abrió la cuenta batiendo a su portero de forma involuntaria.

Un año antes de esa temporada el mismo Buyo había marcado ya el mejor registro de entonces, que hoy día sigue siendo el segundo, con 427 minutos. Ocupando el último lugar del podio aparece Antonio Notario (421 minutos), mientras que en el cuarto lugar se sitúa Paco (415), en el quinto el mismo Palop con su actual racha (405 minutos), en el sexto Unzué (396) y en el séptimo de nuevo Palop (385).

Es decir, que el actual portero sevillista superaría este guarismo de Buyo dejando su portería a cero en el partido ante el Almería al menos 37 minutos.

Con Jiménez. Curiosamente, con Jiménez como técnico se puede batir una racha en la que el de Arahal participó también activamente, ya que era, junto a Serna y Álvarez, uno de los defensas que guardaba la meta de Buyo.

  • 1