Deportes

Dos regalos inconcebibles

El Sevilla lo hizo todo para ganar al Oporto, un gran equipo que nunca se sintió cómodo en el Sánchez Pizjuán. Pero también lo hizo todo para perder.

el 17 feb 2011 / 23:44 h.

Y es que los dos regalos que la defensa hizo a los lusos fueron imperdonables. Gregorio Manzano se dejó de inventos y ante un durísimo rival decidió que lo que funcionó en Santander, pese a la derrota, era la mejor opción. Comprobado que el 4-2-3-1 se atasca, el jiennense alineó el clásico sistema, jugando por las bandas y con dos puntas. La principal novedad era que Medel y Rakitic por fin formaban pareja titular de medios centros.

El dúo, lo mejor de la noche, promete acabar con la sequía creativa en la zona ancha que tanto ha cercenado las opciones sevillistas. Ambos ofrecen cosas distintas: el chileno sabe sacar el balón jugado y el croata tiene una visión de juego excepcional. Además, Navas y Perotti volvieron a parecerse a aquellos puñales que atravesaban una y otra vez a las defensas contrarias, ayudados esta vez con acierto por Cáceres y Navarro. Con los cambios el equipo perdió. Romaric no ofrece ni por asomo lo que Rakitic y Negredo no mejoró en nada a un Luis Fabiano combativo, pero sin suerte de cara al gol. La presencia de Capel fue testimonial. Manzano nunca varió el sistema, y es que, pese al resultado, el Sevilla dio una buena imagen.

  • 1