Cultura

Dos semanas para dejarse embriagar con la Música Antigua en Sevilla

Hoy se inaugura el Festival de Música Antigua con un programa que se extenderá hasta el 21 de marzo.

el 06 mar 2010 / 19:52 h.

En su edición número 27, el Festival de Música Antigua de Sevilla (Femás), el certamen ha hallado su marco temporal adecuado. Así viene siendo desde hace no pocos años. En los albores de la primavera, el evento llena de música iglesias, templos y espacios históricos como prólogo a la Semana Santa.

La primera cita tendrá lugar esta noche (21.30 horas) en la Parroquia de la Magdalena. Allí, Les Sacqueboutiers de Tolouse y el Coro Barroco de Andalucía desgranarán una a una las piezas que integran el tesoro renacentista Vespro della Beata Vergine, de Claudio Monterverdi, que cumple 400 años.

Con las entradas agotadas parte un evento que contará con ilustres solistas de cuerda pulsada como Juan Carlos Rivera, Enrique Solinís, José Miguel Moreno, Robert Barto, Hopkinson Smith e importantes nombres del repertorio especializado como el clavecinista francés Pierre Hantaï y el percusionista Pedro Estevan.

Organizado por el Ayuntamiento de Sevilla bajo la dirección artística del violagambista Fahmi Alqhai, el Femás ha optado este año por asirse al epígrafe Tierra y raíces, título que da argumento al "recorrido por las tradiciones europeas más importantes de los periodos que van desde el siglo XVI hasta mediados del XVIII", al decir de Alqhai.

Sensible a la crisis y con un presupuesto mermado en la partida de difusión y comunicación -no así en los cachés de los artistas-, el encuentro jugará su mejor baza trayendo a primer plano a músicos y grupos de la ciudad. Así será el caso de la Orquesta Barroca de Sevilla -con dos conciertos-, el trío formado por Rami Alqhai, Miguel Rincón y Alejandro Casal, el Ensemble Carmen Veneris y Música Prima.

Además, se pone en marcha un ambicioso proyecto pedagógico que se ha dado en denominar Academia Barroca Femás y en el que participarán alumnos del Conservatorio Superior Manuel Castillo, quienes tendrán la oportunidad de trabajar con el director y violinista italiano Enrico Onofri, artista residente del festival, que también dirigirá otros dos conciertos, uno con la OBS y otro con su grupo Imaginarium.

Junto a la citada formación, la nómina de intérpretes internacionales se extiende con Andrew Lawrence King & The Harp Consort, la soprano Romina Basso, la Orquesta Barroca de Venecia y los ya citados Pierre Hantaï, Robert Barto y Hopkinson Smith.

Al hilo de la situación económica, este año se ha optado por una política de precios más asequible que oscilan entre los 10 y 12 euros, a excepción de los programas dobles, en los que las entradas tienen un coste de 15 euros. Los conciertos didácticos (a 4 euros) y los matinales (gratuitos) completan la oferta.

El apartado pedagógico se redondea con la I Semana de la Vihuela y Cuerda Pulsada, que ofrecerá la posibilidad de asistir a clases magistrales y conferencias por parte de reconocidos intérpretes.

Repite el Taller de Lutería -puesto en marcha en la edición anterior- y permanece intacto el afán por poner en valor el patrimonio histórico-artístico de Sevilla con conciertos en lugares como el Real Alcázar, el Casino de la Exposición, la Parroquia del Sagrario, el Convento de Santa Ana y el Monasterio de la Cartuja, entre otros enclaves.

  • 1