sábado, 23 marzo 2019
19:07
, última actualización
Local

Dos siglos de libertad

El pleno del Parlamento Andaluz salió ayer de su sede en las Cinco Llagas por tercera vez en la historia de sus raíces. Como escenario el Teatro de las Cortes de San Fernando, donde hace casi dos siglos se constituyeron las Cortes Generales que favorecieron derechos y libertades hoy vigentes. Foto: EFE.

el 15 sep 2009 / 18:23 h.

TAGS:

El pleno del Parlamento Andaluz salió ayer de su sede en las Cinco Llagas por tercera vez en la historia de sus raíces. Como escenario el Teatro de las Cortes de San Fernando, donde hace casi dos siglos se constituyeron las Cortes Generales que favorecieron derechos y libertades hoy vigentes.

El decreto de libertad de imprenta que cumplió 198 años el pasado 10 de noviembre desde su aprobación centró este acto institucional y el discurso de la presidenta del Parlamento, Fuensanta Coves, quien miró al pasado con orgullo y el presente con "autocrítica para mejorar". Coves hizo un llamamiento a los políticos y a los medios de comunicación para que utilicen este derecho, el de la libertad de expresión, de forma responsable. Un mensaje que cobra especial sentido después del duelo parlamentario que se produjo ayer entre el presidente de la Junta de Andalucía, Manuel Chaves, y el líder del PP-A, Javier Arenas.

"En efecto, no hay palabra menor o vana. Aun menos en un lugar tan honroso como el Parlamento. La palabra no es un fin en sí mismo, ni un arma, ni algo inane que meramente rellena el tiempo. Las palabras cambian el mundo, así que debemos esforzarnos para usarlas con sentido y responsabilidad".

Las críticas y golpes bajos que se dieron ayer en sesión parlamentaria estuvieron muy presentes en el discurso de Coves que hizo una advertencia a los políticos: "Porque, cuidado, en el Parlamento las palabras no definen a su destinatario, sino a quien las pronuncia. Hablar nos desnuda", puntualizó. Es labor de los periodistas, según dijo la presidenta, reflejar cada uno de los episodios que se viven es estos actos institucionales de forma imparcial y libre.

En ese sentido, también tuvo palabras para los medios de comunicación a los que les pidió que en el marco del trabajo parlamentario no se queden sólo con lo superficial. "Legisladores y comunicadores debemos sortear la futilidad. Corramos riesgos, salgamos de lo ya visto, sorteemos tópicos, lugares comunes. Evitemos que la sociedad se aleje de nosotros porque no somos capaces de aportar ideas", señaló.

Coves aprovechó para hacer esta reflexión y también para valorar el trabajo de sus antecesores, los diputados doceañistas que se sentaron en 1810 en los mismos sillones para aprobar derechos y libertades que siguen vivos en la sociedad actual. Dos siglos después de que se formaran las Cortes en San Fernando, conocida por aquella época como la Real Isla de León, "es fácil observar que pocas cosas han cambiado en la promulgación de las normas y su consiguiente difusión".

  • 1